Apple se mete en problemas por ralentizar los iPhones antiguos

Apple. ABC
Apple. / ABC

El gigante de Cupertino enfrenta una serie de demandas en varios tribunales federales tras admitir que ha actualizado su sistema operativo para que varios modelos tengan menos potencia.  

Apple se mete en problemas por ralentizar los iPhones antiguos

Apple ha defraudado a sus clientes. El gigante de Cupertino admitió abiertamente hace unos días que ha actualizado su sistema operativo para que varios modelos antiguos tengan menos potencia y  forzar con ello la compra de nuevos equipos. La confesión ha enfurecido al público de la firma y ahora la compañía que dirige Tim Cook enfrenta una serie de demandas en varios tribunales federales.

Según han informado distintos medios internacionales, al menos ocho causas han sido presentadas ante los tribunales estadounidenses de California, Nueva York e Illinois, con el fin de lograr una demanda colectiva para representar potencialmente a millones de propietarios de iPhone en todo el país en contra de la empresa. Pero ahí no queda todo. El diario israelí Haaretz, apuntó que también se ha presentado una demanda similar en Israel.

Los demandantes han sido claros en sus denuncias: Apple estafó a los usuarios de iPhone y pudo llevarlos a realizar intentos equivocados para resolver los problemas de sus aparatos. "En lugar de curar el defecto de la batería al proporcionar un reemplazo de batería gratuito para todos los iPhones afectados, Apple intentó enmascarar el defecto de la batería", señala la causa abierta en California, al tiempo que subraya que la falta de conocimiento en relación con estas fallas pudo conducir a los usuarios a situaciones extremas como comprar un nuevo dispositivo, por lo que exigen la reparación de daños no especificados y, en algunos casos, el reembolso. 

 

El escándalo saltó a la luz pública hace una semana, cuando un blog especializado en rendimiento de teléfonos móviles, llamado Primate Labs, informó que los móviles del imperio que dirige Tim Cook comenzaban a ralentizarse luego de uno o dos años de vida. Tras un interesante estudio, el portal concluyó que no existe una razón justificada para que de un momento a otro el procesador del terminal deje de funcionar al ritmo original, por lo que las alarmas saltaron al frente.

Ante ello, la compañía de la manzana no tuvo más remedio que confesar su falta, escudándose en el hecho de que sus terminales se van degradando con el paso del tiempo y la firma no tiene el poder suficiente para cubrir la demanda del procesador bajo ciertas circunstancias, por lo que han ideado una medida de precaución diseñada para evitar que los componentes se quemen. Pero los clientes no están nada conformes con la explicación y todo parece indicar que la tormenta apenas comienza. @mundiario  

Apple se mete en problemas por ralentizar los iPhones antiguos
Comentarios