Anticorrupción no ve delito en la venta de preferentes por parte de Bankia

Foto de Bankia con la que ilustró un análisis sobre España el diario 'The Daily Telegraph'.
Foto de Bankia con la que ilustró un análisis sobre España el diario 'The Daily Telegraph'.
Según Anticorrupción, la venta de preferentes no constituye delito ni puede considerarse como fraude porque no hubo ningún plan preconcebido y durante su venta el producto se encontraba autorizado.
Anticorrupción no ve delito en la venta de preferentes por parte de Bankia

Para sorpresa de muchos afectados, la Fiscalía Anticorrupción no investigará las preferentes de Bankia, por entender que la gestión del producto no es constitutiva de delito, por lo que se le pide al juez instructor que rechace las querellas presentadas.

Dadas las características del producto en cuestión, éste no pasa por el filtro de lo penal, ya que aun siendo de una gravedad importante y repercutiendo tanto en la seguridad del tráfico mercantil, así como de un gravísimo perjuicio para miles de personas que son afectadas directamente, nos encontramos sin una vía de solución legal que condene y garantice la recuperación de en algunos casos, el total del patrimonio de miles de afectados.

Supuestamente, como desde 1998 fue permitida la venta de este producto, y se emitieron hasta ahora, y no pasó nada, no se puede generalizar como delito algo que durante un tiempo ciertamente no lo fue, porque no hubo afectados.Es como decir, hemos estado vertiendo veneno en un río, y como nadie se ha quejado, cuando aparecen miles de enfermos eludimos la responsabilidad porque durante la gestación de la enfermedad aun siendo mortal no tenía efectos negativos visibles.

Todos sabemos que hubo casos de engaño, que no se explicó cómo se deberían las consecuencias de esas gestiones, que la comercialización de esos productos ha afectado de forma de directa a miles de familias. Una cosa es asumir el riesgo dentro de una operación financiera, otra que te manipulen, te engañen, te roben y nadie se responsabilice de nada.

Por lo visto afirman que de lo que se trata es de dilucidar si nos encontramos o no, ante una materia penal pues, dada la cercanía entre lo ilícito penal y civil, su diferenciación resulta a veces compleja, y al haber sido un producto que estaba autorizado, el fraude se centra en su comercialización, por lo que según la fiscalía tendría que centrar la investigación dentro del ámbito civil.

Vamos, lo que significa que lo han hecho tan bien, que han sido tan bien asesorados, que ni la justicia puede meter mano en un caso que, visto y analizado desde la parte afectada, es completamente indignante.

Al final todo queda en casa, la banca nunca pierde, señores… por lo que la Audiencia Nacional no debe de abrir un procedimiento para depurar responsables porque los perpetradores, así como sus beneficiarios, una vez más se irán sin ser juzgados y aquí no ha pasado nada.

Anticorrupción no ve delito en la venta de preferentes por parte de Bankia
Comentarios