Buscar

MUNDIARIO

El alto tribunal de la UE aclara que es el "único competente" sobre el BCE

El martes, el Tribunal Constitucional alemán dio un ultimátum al BCE, al pedirle que justifique en un plazo de tres meses las compras de deuda pública que realiza desde 2015
El alto tribunal de la UE aclara que es el "único competente" sobre el BCE
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Frankfurt, Alemania / AFP.
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Frankfurt, Alemania / AFP.

El sistema institucional europeo sigue demostrando por qué es uno de los más sólidos del mundo. El reciente impasse que ha puesto en tres y dos el programa de compra masiva de deuda por parte del Banco Central Europeo, que el Tribunal Constitucional de Alemania bus bloquear, ha minimizado la acción jurídica de ese organismo estatal nacional, pues el macro-Estado europeo cuenta con una estructura que regula la administración y el control del euro en todo el bloque.

Es por ello que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) subrayó este viernes que es el "único competente" para pronunciarse sobre la acción del Banco Central Europeo (BCE), al que el Tribunal Constitucional alemán urgió a justificar sus compras de deuda desde 2015.

"Con el fin de garantizar una aplicación uniforme del derecho de la Unión, el TJUE es el único competente para declarar que un acto de una institución de la Unión es contrario" a derecho, advierte el alto tribunal europeo en un comunicado.

Esto implica que el TJUE ha reducido e impuesto su jurisdicción por encima de la del alemán, lo cual se posiciona como una acción necesaria para evitar que se produzca una ruptura del Estado de derecho en Europa, que es estable, sólido y respetado por todos los actores políticos, económicos y sociales de la región.

Las "divergencias" entre diferentes órganos jurisdiccionales sobre "la validez de dichos actos pueden llegar a comprometer la unidad del ordenamiento jurídico de la Unión y perjudicar la seguridad jurídica", advierte la corte con sede en Luxemburgo.

El martes, el Tribunal Constitucional alemán dio un ultimátum al BCE, al pedirle que justifique en un plazo de tres meses las compras de deuda pública que realiza desde 2015, al considerar que tienen efectos nocivos en sectores de la economía.

En caso contrario, los jueces del tribunal amenazan con prohibir la participación del banco central alemán, Bundesbank, en los programas de ayuda de la institución monetaria con sede en Fráncfort, lo que los privaría de su eficacia. Esa entidad alemana es el principal accionista del BCE, una situación que, de consumarse, podría restarle capitalizar a la autoridad monetaria europea. Sin embargo, el TJUE trata de evitar ese escenario por todos los medios jurídicos posibles.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, advirtió el jueves que no se dejará “intimidar por las críticas de la corte alemana a la política de compra deuda soberana en la zona euro”, a la que el TJUE dio su visto bueno en diciembre de 2018. @mundiario