Buscar

MUNDIARIO

Alemania frena la transformación del BCE en un faro económico al estilo de la FED

La recuperación puede tomar algún tiempo para ganar impulso y el paso del tiempo puede convertir los problemas de liquidez en problemas de solvencia.
Alemania frena la transformación del BCE en un faro económico al estilo de la FED
Banco Central Europeo. / Mundiario
Banco Central Europeo. / Mundiario

C. Albert

Colaborador.

El llamado Sistema de la Reserva Federal (FED) es el banco central de los Estados Unidos.​ Es un consorcio público-privado que controla la estructura organizativa en la cual participa una agencia gubernamental, conocida como la junta de gobernadores, con sede en Washington D. C., al igual que el Gobierno, del que es independiente. Jerome Powell es su presidente. 

Esta semana, la Reserva Federal de EE UU alertó de que los daños del coronavirus a la economía pueden ser “duraderos” y sugirió más estímulos. Jerome Powell rechazó el uso de tipos de interés negativos, una medida pedida por Donald Trump. Sus palabras impactaron en las acciones de Wall Street.

“Ninguno de nosotros tiene el lujo de elegir nuestros desafíos; la historia y el destino nos los ponen delante. Nuestro trabajo es enfrentar las pruebas que se nos presentan", suele decir el presidente de la Reserva Federal. Jerome Powell está convencido de que "cuanto antes consigamos poner el virus bajo control, antes la gente recuperará la confianza", de modo que "cuando (los agentes económicos) recuperen la confianza será cuando querrán volver a abrir sus negocios, volver al trabajo y el consumidor volverá a gastar"-

"Lo primero que hay que hacer es conseguir poner bajo control el virus y luego reanudar la actividad económica", ha explicado también el presidente de la Reserva Federal.

Desde este otro lado del Atlántico tenemos el Banco Central Europeo (BCE), cuya presidenta es Christine Lagarde. El BCE es el banco central de los países de la Unión Europea que tienen el euro como moneda, entre ellos España. Conforma, pues, junto con los bancos centrales de los demás estados de la UE ajenos a la eurozona, el Sistema Europeo de Bancos Centrales. Recientemente comentaba aquí en MUNDIARIO la importancia que tiene la FED en el manejo de la política monetaria de los EE UU, donde no solamente se circunscribe a esta no pequeña labor, sino que sus intervenciones son como faros que alumbran el comportamiento futuro de la evolución de las economías. También advertía de que el BCE tendrá que ser como la FED si quiere ser un banco central de un país –Europa– y no un banco participado por los Estados de la UE, pero el manejo de la política monetaria esta muy lejos de las funciones de la FED.

Actualmente, España ha extremado su dependencia del BCE, ya que el pasivo de la economía roza el 50% del PIB. La conexión de la economía española con el Banco Central Europeo se ha disparado por los récords en las tenencias de deuda y el aumento del pasivo de las entidades españolas. Por su parte, Alemania está imposibilitando este deseado BCE al estilo de la FED y mientras le pone palos en las ruedas, por lo que no veremos –al menos a corto plazo– resultados satisfactorios: el BCE no será ese faro que es la FED.

Pero la crisis no admite tantas esperas. La actual recesión es significativamente peor que cualquier recesión desde la Segunda Guerra Mundial, como admite el presidente de la FED en una entrevista con el Peterson Institute for International Economics. Por ello, la recuperación puede tomar algún tiempo para ganar impulso y el paso del tiempo puede convertir los problemas de liquidez en problemas de solvencia. Lógico, pues, que Jerome Powell insista en que cuanto antes se consiga poner el virus bajo control, antes se recuperará la confianza. Mientras, la pandemia se extiende ahora por Rusia sin control. Es ya el segundo país del mundo después de EE UU con 250.00 contagiados aproximadamente. Y si nos fijamos en el comportamiento de los diputados españoles, basta recordar la fábula de Tomás de Iriarte de los dos conejos cuando al final dice: "Los que por cuestiones de poco momento dejan lo que importa, llévense este ejemplo." @mundiario