Buscar

MUNDIARIO

La actividad industrial en España creció en julio en medio de la recesión

Un 18,2% se ha contraído la economía del país debido a la crisis de la Covid-19, lo que coloca a España en una posición actual de austeridad fiscal dentro del Gobierno.
La actividad industrial en España creció en julio en medio de la recesión
Una planta de ensamblaje de autos en Barcelona / finanzas.com
Una planta de ensamblaje de autos en Barcelona / finanzas.com

La dinámica en la cuarta economía de la Unión Europea vuelve a reactivarse progresivamente a través de los estímulos que el Gobierno inyecta con capitales provenientes de la base fiscal nacional. Y a pesar de que ha sido una de las naciones del viejo continente donde la crisis ha golpeado con más fuerza hasta el punto de declararse oficialmente en recesión el pasado viernes, España apuesta por sus industrias como el motor de la recuperación para el día después de la pandemia de coronavirus.

Y es que la actividad del sector manufacturero industrial español volvió al crecimiento en julio por primera vez desde febrero luego de su peor fase de contracción con la pérdida de más de 1 millón de puestos de trabajo, aunque continuó destruyendo empleo debido a los efectos de la crisis del coronavirus, según la consultora Markit.


Quizás también te interese:

España solicita 20.000 millones en el fondo europeo de desempleo para sufragar los ERTE


Esto implica que este importante eslabón de la cadena de producción del aparato industrial-económico de España ha vuelto a recuperar su capacidad, al menos de forma parcial, para inyectar oferta al mercado nacional y al mercado interior europeo, lo que recupera empleos y capta nuevos flujos de inversión clave en el proceso de reconstrucción de todos los tramos del PIB español que la pandemia ha desbaratado a su paso. 

Un 18,2% se ha contraído la economía del país debido a la crisis de la Covid-19, lo que coloca a España en una posición actual de austeridad fiscal dentro del Gobierno y una marcada tensión socioeconómica con demandas públicas para las cuales no dan abasto los fondos en las arcas públicas del Estado. 

El índice IHS Markit PMI del sector manufacturero español, publicado este lunes, se situó en julio en 53,3 puntos, por encima de los 49 de junio y superando ligeramente el umbral de los 50 puntos, que marca la diferencia entre crecimiento y decrecimiento.

Por lo tanto, para un sector que genera un promedio de 300.000 millones de euros anuales, ese repunte se traduce en un flujo de capitales de 159.900 millones aportados al PIB nacional, que se estima en 1,1 billones de euros, aunque su caída del -5% a -12% para final de año podría hacer que la economía nacional pierda 132.000 millones de euros al cierre de 2020 y reducir su valor neto a 968.000 millones de euros. @mundiario