Abanca será neutra en emisiones y en 2024 tendrá una alternativa sostenible para sus productos

Francisco Botas, consejero delegado de Abanca; Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente de Abanca, y María García Cabeza, responsable de Sostenibilidad. / Mundiario
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca; Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente de Abanca, y María García Cabeza, responsable de Sostenibilidad. / Mundiario

El banco que preside Juan Carlos Escotet se propone alcanzar en 2050 las cero emisiones atribuibles a la cartera crediticia y de inversiones.

Abanca será neutra en emisiones y en 2024 tendrá una alternativa sostenible para sus productos

Abanca alcanzará la neutralidad en carbono de su actividad y dispondrá de una alternativa sostenible para sus productos financieros en 2024. Son dos de los objetivos que recoge el Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024 presentado por el presidente del banco, Juan Carlos Escotet Rodríguez, el consejero delegado, Francisco Botas, y María García Cabeza, responsable de Sostenibilidad de Abanca, este jueves. El banco pretende alcanzar en 2050 las cero emisiones atribuibles a la cartera, según los objetivos del Acuerdo de París. Abanca desarrollará su proyecto de sostenibilidad con el sello Sentir Planeta Abanca.

El banco ha alineado la sostenibilidad con la estrategia de transformación de la entidad y ha definido un modelo de actuación que la sitúa en el centro de la toma de decisiones. Abanca avanza así en el compromiso con el progreso económico y social y el bienestar de las personas que ha mantenido desde sus orígenes, aunque reformulado para adaptarlo al contexto actual.

El plan de acción recoge la hoja de ruta y los objetivos marcados por el banco para los próximos años con el fin de ser un actor relevante en el ámbito de la sostenibilidad; apoyar la actividad económica sostenible integrando en el modelo de gestión, de negocio y de riesgos los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), y acompañar a sus clientes en la transición hacia la sostenibilidad.

Las actuaciones previstas para impulsar un modelo económico y social respetuoso con el medio ambiente se estructuran en tres grandes líneas de acción en las que el banco ya trabaja desde hace tiempo: ambiental, con medidas para hacer frente a la emergencia climática; socioeconómica, dirigida a impulsar la recuperación y la transformación hacia un desarrollo sostenible, y de buen gobierno, que se concreta en un modelo de gestión enfocado hacia las necesidades de los grupos de interés y con especial atención a los nuevos riesgos.

Lucha contra el cambio climático

De acuerdo con el plan de acción, Abanca continuará promoviendo medidas que contribuyan a reducir su consumo energético y los residuos que genera con el fin de mitigar las consecuencias del cambio climático y contribuir a la protección de la biodiversidad.

El banco se ha marcado como objetivo convertirse en una entidad neutra en carbono en 2024 en su operativa interna; y alcanzar las cero emisiones atribuibles a la cartera según los objetivos del Acuerdo de París en 2050. Como primeros pasos, ha comenzado a calcular su huella de carbono y ha establecido objetivos anuales de reducción de sus emisiones. Además, cuenta con un Plan Global de Eficiencia Energética y desde 2020 toda la energía que consumen tanto el banco como su Obra Social, Afundación, procede de fuentes renovables. También ha elaborado un plan de compensación de emisiones que incluye la plantación de 1.500 árboles.

La reducción de los residuos generados, su correcta gestión y valorización es otro de los pilares del plan de acción en el ámbito medio ambiental. En el mes de abril el banco obtuvo el certificado Residuo Cero de AENOR para sus sedes principales y está previsto que en 2024 este modelo de gestión de los residuos esté implantado en todas sus sedes corporativas. Las iniciativas de protección y concienciación del medio ambiente se completan con el proyecto Redes Vivas y con las actividades de voluntariado y de sensibilización medioambiental que realiza Afundación, entre las que destaca este año el Plan de conservación territorial-ON (PLANCTON), en colaboración con la Fundación Biodiversidad y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Negocios sostenibles y acción social

Dentro de la línea de acción socioeconómica, Abanca está estudiando su cartera de productos y servicios para ofrecer una alternativa sostenible de su catálogo en 2024. También continuará impulsando el modelo de gestión de carteras de fondos de inversión sostenible Alpha 360, que cuenta con una valoración muy positiva por parte de los clientes y una rentabilidad media ponderada situada en el primer cuartil a tres años. Además, está trabajando en la adaptación tecnológica de procesos en base a los criterios de sostenibilidad que marca la normativa y en una emisión de bonos verdes que se realizará en 2021.

En el periodo 2021-2024 el banco acompañará a sus clientes en la transición hacia modelos de negocio más respetuosos con el entorno, canalizando la financiación y las inversiones hacia proyectos que puedan transformar la economía. El trabajo se ejecutará de forma fundamental a través de la participación de Abanca en la Sociedad para el Desarrollo de Proyectos Estratégicos y de los programas que impulsará a través de Next Generation Abanca, Abanca Agro y Abanca Mar.

Durante 2020 el banco dio un impulso a la acción social a través de los programas de su Obra Social, Afundación, con el fin de mitigar las consecuencias provocadas por la pandemia de la covid-19 en las economías familiares. En esta línea de trabajo se enmarcan acciones como Cubertos, dirigida a ofrecer una alimentación saludable a niños y niñas en situación de vulnerabilidad, el apoyo al colectivo de personas mayores o el programa de educación financiera. Esta reorientación de la actividad hacia el ámbito social se mantendrá los próximos ejercicios.

Gestión transparente y comprometida

El banco ha elevado la sostenibilidad al primer nivel de gobernanza al incorporar los aspectos ASG en una de las comisiones del Consejo de Administración, cumpliendo los estándares más elevados que exigen las autoridades a las sociedades cotizadas.

Por otra parte, Abanca desarrollará un Plan director para la gestión de riesgos climáticos y medioambientales siguiendo las recomendaciones de los supervisores financieros. En el ámbito del buen gobierno, los esfuerzos en el periodo 2021-2024 se centrarán en la capacitación del personal y el equipo directivo para conseguir que el 100% de la plantilla y de los órganos de dirección cuenten en 2024 con formación específica en finanzas sostenibles.

El Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024 es un paso adelante en los compromisos adquiridos por Abanca en los últimos años para alinear su estrategia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda de París, a raíz de su adhesión a las principales alianzas del sector. Es signataria fundadora de los Principios de Banca Responsable, está adherida al Compromiso Colectivo para la Acción Climática, a Net Zero Banking Alliance de UNEP-FI y al Acuerdo Sectorial por el Clima del sector bancario español. Abanca ha suscrito los Principios de Inversión Responsable y los Principios para un Océano Sostenible, y forma parte desde su creación de la Red Global de Pacto Mundial. @mundiario

Abanca será neutra en emisiones y en 2024 tendrá una alternativa sostenible para sus productos
Comentarios