Abanca culmina la reorganización de su cartera de participadas

Francisco Botas y Alberto de Francisco. / Mundiario
Francisco Botas y Alberto de Francisco. / Mundiario

Esta operación, que afectará a 60 sociedades, completará el modelo organizativo bajo el cual este banco con sede en Galicia gestionará su cartera en los próximos ejercicios.

Abanca culmina la reorganización de su cartera de participadas

Esta operación, que afectará a 60 sociedades, completará el modelo organizativo bajo el cual este banco con sede en Galicia gestionará su cartera en los próximos ejercicios.

Abanca desarrollará en los próximos meses la segunda y definitiva fase del proceso de reorganización de su cartera de participadas. Esta operación, que afectará a 60 sociedades, completará el modelo organizativo bajo el cual el banco gestionará su cartera en los próximos ejercicios. Tras su culminación, el banco con sede en Galicia dispondrá de una estructura más sencilla para la gestión de sus participadas: las no-inmobiliarias quedarán encuadradas en la Corporación, mientras que las inmobiliarias dependerán de la División Inmobiliaria (Grupo Inmobiliario), informa la entidad en un comunicado.

Incluyendo las meramente instrumentales, la cartera de participadas del banco comprende 180 sociedades pertenecientes a una veintena de sectores. En la actualidad 90 de ellas están ubicadas societariamente bajo el paraguas de su Corporación, denominada Abanca Corporación Industrial y Empresarial. Otras 70 cuelgan directa o indirectamente del banco, aunque también son gestionadas por la Corporación. Las 20 restantes dependen y son gestionadas por la División Inmobiliaria.

Objetivos: sencillez y eficiencia

La reordenación simplificará la actual estructura y ubicará la mayor parte de las participadas bajo dos únicas sociedades holding: Abanca Corporación Industrial y Empresarial para las compañías no inmobiliarias, y Abanca Corporación División Inmobiliaria para las sociedades inmobiliarias. “Consideramos que este modelo organizativo, más especializado y eficiente, es el más adecuado para la gestión de nuestra cartera, ya que permite distinguir claramente entre la actividad puramente bancaria y la actividad de tenencia de participadas”, señala Juan María Hernández, director general de Desarrollo de Activos Singulares, unidad en la que están encuadradas tanto la Corporación como la División Inmobiliaria.

El proceso se articulará a través de dos ampliaciones de capital no dinerarias por las que Abanca traspasará a la Corporación y a la División Inmobiliaria sendos paquetes de sociedades. Bajo la Corporación quedarán ubicadas un total de 110 sociedades. Dentro de la División Inmobiliaria, y gestionadas por ella, estarán situadas 30.

La reorganización implica la desaparición de varias sociedades vehículo, lo que simplificará el mapa societario del grupo. Quedarán fuera de ambos holdings 40 participaciones de tres tipos: 1) sociedades de carácter institucional (entidades empresariales o sectoriales); 2) sociedades directamente relacionadas con la operatoria de la entidad financiera en su negocio bancario y parabancario (medios de pago, gestión de fondos, etc.), y 3) otras participadas sin actividad relevante. Todas ellas estarán ubicadas dentro del banco de manera directa, aunque también serán gestionadas por la Corporación.

Este proceso tendrá efectos únicamente organizativos y no supondrá cambios sobre el modelo de negocio y gestión de las participadas de Abanca. El plan estratégico del banco está orientado hacia la banca minorista tradicional para empresas y familias.

Desde junio de 2012, fecha de inicio de su plan de desinversiones, Abanca ha realizado un total de 67 operaciones de desinversión en participadas. El importe de ventas total se sitúa en 317,3 millones de euros, 108 millones de euros por encima del objetivo marcado por la entidad.

Una estructura similar a la de CXG, más pequeña
La nueva estructura organizativa de Abanca Corporación Industrial y Empresarial es parecida a la que tenía CXG, en tiempos de Caixa Galicia, salvo en que las instrumentales bancarias y parabancarias colgaban de CXG y no de la matriz para evitar ciertas descoordinaciones. Pero según parece, dichas filiales van a controlarse desde Abanca Corporación Industrial y Empresarial, con lo cual en el fondo el planteamiento es similar. La gran diferencia está en el tamaño: CXG llegó a ser una de las grandes corporaciones empresariales de España.

 

Abanca culmina la reorganización de su cartera de participadas
Comentarios