Abanca alcanza los 100.000 millones de negocio y obtiene un beneficio de 137 millones, un 8,2% más

Resultados de Abanca en el primer trimestre de 2021. / Mundiario
Resultados de Abanca en el primer trimestre de 2021. / Mundiario

La entidad se declara líder en calidad de activo, con la menor ratio de morosidad (2,0%) y la mayor cobertura de activos dudosos (83,4%) del sistema.

Abanca alcanza los 100.000 millones de negocio y obtiene un beneficio de 137 millones, un 8,2% más

Abanca obtuvo en el primer trimestre de 2021 un beneficio atribuido de 137,4 millones de euros, un 8,2% más que en el mismo periodo del año pasado. El arranque del año ha puesto de manifiesto su capacidad de generación de ingresos recurrentes, que crecieron un 10,7%, así como su posición de liderazgo en el sector por calidad de activos, con una ratio de morosidad del 2,0% y una cobertura de activos dudosos del 83,4%, según informa la entidad.

Tras la integración contable de Bankoa y la adquisición de la red española de Novo Banco, Abanca superó los 100.000 millones de euros de volumen de negocio. La operación de Novo Banco, sexta de Abanca  desde 2014, fortalece su posicionamiento en banca personal y fuera de Galicia.

Desde el inicio de la pandemia, Abanca ha formalizado más de 3.200 millones de euros en créditos ICO y aplicado medidas de flexibilización financiera para familias por importe de 1.200 millones de euros.

En el terreno de la sostenibilidad, Abanca  ha seguido dando pasos en la construcción de su modelo de banca responsable y sostenible y con su contribución al desarrollo social y a la protección medioambiental.

Calidad de la cartera

Abanca  continúa siendo la mejor entidad del sistema financiero español por calidad de activo. Los activos dudosos se redujeron un 19,5% (un 24,1% sin Bankoa), con lo que la tasa de morosidad se situó en el 2,0%, a la cabeza del sector y prácticamente la mitad que la media española (3,9%) y por debajo de la media europea.

Esta calidad crediticia tiene una de sus bases en la diversificación sectorial, algo especialmente relevante en el actual contexto económico. Además, el principal mercado de la entidad, la comunidad de Galicia, continúa mostrando un mejor comportamiento que el conjunto de España tanto en términos de indicadores macroeconómicos como de evolución de la pandemia.

La tasa de cobertura de dudosos es del 83,4% (destacando especialmente la tasa de cobertura del 107,0% en pymes y grandes empresas). Combinando provisiones y solvencia, Abanca  presenta una ratio Texas del 27,2%, claramente por debajo del umbral del 30%, lo que acredita su posición como la primera entidad financiera española en cuanto a calidad crediticia.

Crecimiento de ingresos recurrentes

El margen básico creció un 10,7% interanual como resultado del buen comportamiento del margen de intereses y los ingresos por prestación de servicios bancarios. El margen de intereses mejoró un 9,5%, mientras que los ingresos por prestación de servicios aumentaron un 13,7%. Este desempeño se vio complementado por la mejora de la eficiencia, que ha posibilitado duplicar el margen de explotación recurrente frente al mismo período del año anterior. Aislando el efecto de las integraciones (Bankoa), los costes ordinarios se redujeron en un 7,9% gracias a los proyectos de racionalización y a las sinergias procedentes de las integraciones de negocios realizadas, que se situaron por encima de los objetivos fijados.

El coste del riesgo, situado en el 0,26%, se mantiene contenido gracias al esfuerzo realizado durante 2020 en anticipación de provisiones y a la buena calidad crediticia de la cartera.

Volumen de negocio

Abanca  eleva su volumen de negocio un 20,2% y lo sitúa por encima de los 100.000 millones, teniendo en cuenta la reciente adquisición de Novo Banco España. Sin tener en cuenta esta última adquisición, cuya integración contable se producirá en próximos trimestres, la entidad ha alcanzado los 98.487 millones de euros, un 15,1% más que hace un año, gracias al crecimiento equilibrado del crédito y los recursos de clientes.

La cartera de crédito a clientes en situación normal, donde destaca el peso de la financiación a familias y empresas, se situó en 42.068 millones de euros tras un crecimiento interanual del 13,2% (8,5% sin Bankoa). Los recursos de clientes alcanzaron los 55.783 millones de euros tras crecer un 17,1% (11,4% sin Bankoa). Los depósitos de clientes, principal componente de la estructura de financiación del banco, crecieron un 15,2% (10,9% sin Bankoa) y alcanzaron los 44.551 millones de euros.

Los seguros y la captación de recursos fuera de balance muestran un comportamiento igualmente dinámico. El fuera de balance creció un 25,7% (13,2% sin contar Bankoa), con un incremento de la cuota de mercado de 16 p.b. en fondos de inversión, de 11 p.b. en planes de pensiones y de 4 p.b. en seguros vida ahorro. Abanca  alcanzó una cuota de mercado del 3,6% en el total de suscripciones netas de fondos de inversión en el trimestre en España.

Las primas de seguros generales y vida riesgo crecieron un 13,4%, con un comportamiento muy homogéneo en los diferentes segmentos. Vida riesgo creció un 14%, pagos protegidos un 13%, salud un 12% y empresas un 9%.

Solvencia y liquidez

En materia de solvencia, la ratio de capital de Abanca ha quedado situada en el 17,4% (13,3% capital máxima calidad CET1). Gracias a una estructura de capital diversificada, la entidad dispone de amplios colchones sobre los requisitos establecidos: 510 p.b. (1.614 millones) en capital total y 534 p.b. (1.688 millones de euros) en CET1.

La entidad dispone asimismo de una cómoda posición de liquidez basada en depósitos minoristas, principal componente de su estructura de financiación, de la que supone el 72% del total. La entidad presenta una ratio de créditos sobre depósitos minoristas (LTD minorista) del 95,9% y dispone de 17.511 millones de euros entre activos líquidos (12.041 millones) y capacidad de emisión de cédulas (5.470 millones). Con ello cubre cuatro veces sus vencimientos previstos de emisiones.

Las ratios de financiación neta estable NSFR y de cobertura de liquidez LCR están situadas, respectivamente, en el 129% y el 259%, niveles que cumplen ampliamente con los requisitos regulatorios de Basilea III.

Apoyo financiero a empresas y familias

La estrategia de apoyo integral de Abanca a la sociedad para afrontar las consecuencias económicas de la Covid-19 se tradujo en la formalización de operaciones de financiación con aval del ICO por importe de 3.234 millones de euros (1.821 millones para pymes y autónomos y 1.413 millones para empresas) durante la pandemia.

Adicionalmente, Abanca  aplicó a familias y empresas medidas de flexibilización de pagos por importe de 1.268 millones de euros, de los cuales 855 millones corresponden a hipotecas y 414 a otras operaciones de financiación. De esta manera, el apoyo de la entidad ha llegado al 5,7% de la cartera de hipotecas y al 5,9% de la cartera de préstamos al consumo.

A cierre de marzo, los saldos vivos de moratorias otorgadas a clientes ascienden al 4,6% de la cartera de hipotecas y 1,8% de la cartera de préstamos al consumo. Es destacable el buen comportamiento crediticio por parte de los clientes cuyas moratorias ya han expirado. Menos del 2% han entrado en mora, lo que refrenda la utilidad de estos mecanismos para ayudar a familias y empresas.

La sostenibilidad, en el centro de la estrategia

Abanca viene desarrollando en los últimos años diversas actuaciones para fomentar la creación de un modelo económico más sostenible y ejercer un papel activo en la transformación de la sociedad. Abanca  es uno de los signatarios fundadores de los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas y se ha adherido tanto al Compromiso Colectivo para la Acción Climática promovido por UNEP FI, como al Acuerdo por el Clima alcanzado por las principales entidades financieras españolas en la COP25 de Madrid.
El banco ha sido la primera entidad financiera española en firmar los Principios de Inversión Responsable y los Principios para un Océano Sostenible, dos iniciativas de ámbito internacional promovidas por Naciones Unidas.
Durante el primer trimestre de 2021 Abanca  ha conseguido el certificado de AENOR de Residuo Cero para sus sedes corporativas y se ha convertido en la primera entidad financiera que colabora con el proyecto Datadis para integrar y optimizar el consumo de energía. Además ha fortalecido su oferta de actividades de educación financiera con las que anualmente llega a unas 100.000 personas de todas las edades.
Por otra parte, a través de Afundación, la Obra Social de Abanca , se ha lanzado el programa Plancton para fomentar la conservación y sostenibilidad de las actividades socioeconómicas desarrolladas en cuatro de las Zonas de Especial Protección para las Aves de ámbito marino existentes en Galicia dentro de la Red Natura 2000. @mundiario

 

Abanca alcanza los 100.000 millones de negocio y obtiene un beneficio de 137 millones, un 8,2% más
Comentarios