5 consejos claves para emprender sin renunciar a tu trabajo

Emprender sin renunciar a tu empleo. / Noticias.universia.com.ar
Emprender sin renunciar a tu empleo. / Noticias.universia.com.ar

Muchas personas anhelan dejar sus respectivos cargos laborales para poder dedicarse de lleno a emprender. No obstante, precipitarse en esta decisión y abandonar el trabajo antes de tiempo, puede ser un gran y fatal error.

5 consejos claves para emprender sin renunciar a tu trabajo

Muchas personas anhelan dejar sus respectivos cargos laborales para poder dedicarse de lleno a emprender. No obstante, precipitarse en esta decisión y abandonar el trabajo antes de tiempo, puede ser un gran y fatal error. Poner en marcha un emprendimiento con éxito no es tan fácil como parece; hasta tanto el negocio ande por sí solo y produzca ganancias, tener una fuente de ingreso "estable" es de bastante ayuda, sobre todo, para sustentar los gastos. Y es aquí donde entra escena tu empleo.

Sabemos que emprender no es una tarea sencilla, y hacerlo mientras mantienes tu trabajo a tiempo completo puede hacerlo más difícil. Atravesar por esta situación puede ser estresante, e incluso, frustrante. Pero lo expuesto en el párrafo anterior es razón suficiente para que te replantees las cosas. Recuerda que tu ambición y tu motivación son dos factores cruciales durante ese camino de transición de empleado a emprendedor.

Para no perderte en el camino y descorazonarte en el proceso de cambio, a continuación, te presentamos 5 consejos claves para emprender sin renunciar a tu trabajo: una serie de acciones a tener en cuenta, para que no renuncies a tu espíritu emprendedor mientras sigues en tu actual trabajo.

1) Ten claros tus objetivos: si tienes una meta trazada y sabes hacia dónde te diriges, te será más fácil trabajar, pues ya sabrás los pasos que debes dar. Otro factor importante dentro de este contexto, es tus razones para empezar el negocio, es decir, conectarte con tu "por qué" es uno de esos pasos que debes tomar. Cualquiera sea tu razón para emprender, siempre mantente enfocado y comprometido con tu sueño cueste lo que cueste, por más que las cosas se compliquen.

2) Compromiso: si deseas cumplir tu sueño, debes comprometerte con él y poner todo tu empeño en que se cumpla. Digamos que se trata de hacer un contrato o un pacto contigo mismo. Debes asumir con responsabilidad esas metas que tienes en mente. El simple hecho de estar bien enfocado en ellas, hará que cada elección que hagas te acerquen hacia tu objetivo.

3) Aprovecha el tiempo libre: lo mejor que puedes hacer es sacarle el máximo provecho a los tiempos "muertos"; utilízalos para investigar y estudiar todo lo que puedas. Lee, indaga en Internet, documéntate. Escucha 'podcasts' y audiolibros siempre que puedas. Recuerda que entre más aprendas sobre el futuro negocio con el que sueñas, más motivado y seguro de ti mismo estarás.

4) Valida tu idea: en resumidas cuentas: sé realista. Por desgracia, no siempre nuestras ideas son tan maravillosas como creemos. Tu idea de negocio debe ser rentable y factible. Por ello, antes de ilusionarte y despilfarrar tu capital de inversión, te aconsejamos realizar una investigación exhaustiva sobre el área de negocios a la que te quieres dedicar. Cabe destacar dentro de este punto, la importancia de definir en qué se diferencia tu negocio/producto de la competencia o, dicho de otra manera: establecer cuál es la ventaja competitiva.

5) Reúnete con otros emprendedores o expertos regularmente: existen grupos de 'networking' y diversos grupos de apoyo, que te ayudarán mantener viva la llama de tu proyecto, así como también coger ideas. También, tomando en cuenta el punto número 4, la idea de obtener un 'feedback' es fundamental. Para ello, puedes reunirte con colegas y expertos que ten su opinión imparcial y honesta sobre tu idea de negocio o producto. Así, estarás construyendo algo que en realidad se podrá comercializar. No te cierres a los consejos, anécdotas y herramientas que estos grupos de emprendedores pueden brindarte.

Por último, renuncia única y exclusivamente cuando tengas un plan seguro. Si bien la idea de ser tu propio jefe resulta tentadora, no arriesgues tu empleo hasta tanto tu proyecto sea viable y, como dijimos al comienzo del artículo, genere ganancias. @mundiario

5 consejos claves para emprender sin renunciar a tu trabajo
Comentarios