El 4% de inflación en España se debe al singular encarecimiento de la electricidad

Una bombilla. / Pixabay
Una bombilla. / Pixabay

El alza del IPC eleva la presión para subir más las pensiones y los sueldos, lo cual tensiona la negociación interna de los Presupuestos del Estado de 2022.

El 4% de inflación en España se debe al singular encarecimiento de la electricidad

El despertar de la inflación en paralelo a la recuperación de las economías europeas no es un desequilibrio derivado de tensiones internas de demanda o de encarecimientos de productos o procesos internos sino de factores externos asociados a los mercados energéticos mundiales.

Basta observar el diferencial entre la inflación total y la inflación sin productos energéticos (lo que suele denominarse inflación subyacente) para constatar la afirmación anterior.

Inflación en la UE. / Mundiario

Fuente: elaboración propia con datos de Eurostat

En los últimos meses (hasta julio) la inflación total duplicaba a la de todos los productos sin energía. Siendo así que se fue abriendo una brecha inflacionaria entre el encarecimiento de los precios energéticos y los del resto de la economía. Una inflación exógena que convive con unos precios estables del resto de los productos.

Algo que, con el transcurso de los meses, acabó modificándose pues el encarecimiento de los productos energéticos se irá trasladando a los costes del resto de los productos. El incremento de agosto del IPC global debe entenderse así. Y esto sucede más aún en España donde en septiembre ya hemos alcanzado el 4%.

En la Unión Europea no tenemos un problema de causación interna de inflación, sino externa y vinculado a los productos energéticos. Sobre esa base es útil desagregar estos productos en dos vectores: la electricidad y los combustibles líquidos. Se trata de observar el encarecimiento para un consumidor de su factura de la luz y el de las gasolinas y gasóleos. Pero también para el conjunto de autónomos o empresas.

Cuando lo hacemos así para el último mes (agosto de 2021) de la serie anterior se comprueba una asimetría muy significativa. Asimetría que recogemos en un segundo gráfico para España, la media de la UE y un país de baja inflación como Portugal (otros ejemplos podían ser Finlandia o Grecia).

Inflación en España. / Mundiario

Fuente: elaboración propia con datos de Eurostat.

Como bien se observa no es en el encarecimiento de los combustibles líquidos (gasolinas, gasóleos, fuel) donde se observan diferencias significativas que expliquen una desigual inflación total. No es este el factor que explica que España anote un 3,3 % frente a Portugal con un 1,3 %. Esos precios se están disparando de forma muy uniforme en toda la UE.

Es en el precio de la electricidad dónde hay una asimetría que debiera ser preocupante. Pues aunque los factores de encarecimiento del gas natural y del CO2 son comunes a todos los países, en algunos como España se están repercutiendo en incrementos que triplican la media europea y que multiplican por doce veces el encarecimiento de la electricidad en Portugal.

No es de extrañar que el dato adelantado de inflación en España para septiembre se sitúe ya en el 4%, muy por encima de la media europea. Podría consolarnos el pensar que el shock que nosotros anotamos ya ahora otros lo tendrán que anotar más tarde. Pero, aún de ser cierto, es un triste consuelo pues bien podría pasar medio año o más con este impacto diferencial sobre los consumidores españoles (hogares y empresas). Un tiempo que afectaría negativamente a la recuperación de nuestro consumo, a la pobreza energética y a la competitividad del país.

Convendría desmenuzar muy bien el origen de este impacto inflacionario tan desigual ante un idéntico shock externo sobre los precios de la electricidad. Porque se supone que se produce dentro de una Unión Europea donde rigen las mismas reglas. En la fijación de precios marginalista en los mercados mayoristas de electricidad o las medidas de penalización de las emisiones de CO2. @mundiario

 

El 4% de inflación en España se debe al singular encarecimiento de la electricidad
Comentarios