Buscar

MUNDIARIO

3 ventajas de calcular tu hipoteca antes y después de la firma

Calcular las cuotas de diferentes hipotecas es esencial para dar con el tipo de interés y el plazo que mejor se adapte a cada cliente, sin olvidar el coste de la vinculación y las comisiones.

3 ventajas de calcular tu hipoteca antes y después de la firma
Calcular la hipoteca es importante para conseguir la más barata
Calcular la hipoteca es importante para conseguir la más barata

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com

Contratar una hipoteca tiene su aquel. Por eso, antes de firmar las condiciones de un acuerdo a largo plazo con el banco, es importante hacer números y leer atentamente todas y cada una de las cláusulas. En este proceso, tener a mano una calculadora de cuota como la del comparador financiero HelpMyCash.com podría ponernos las cosas más fáciles.

Este primer momento, sin embargo, no será el único en el que hacer cálculos podría ayudar. De hecho, si una vez firmada la hipoteca otros bancos ofrecieran préstamos hipotecarios más baratos, siempre sería posible cambiar el crédito de entidad. En esta ocasión, el comparador financiero recuerda que también sería recomendable simular el ahorro que supondría formalizar una subrogación. A continuación, las tres ventajas de calcular la hipoteca explicadas al detalle.

Descubre el plazo que te puedes permitir

Para poder elegir la hipoteca más conveniente, desde HelpMyCash.com recuerdan que es importante calcular las mensualidades resultantes de la combinación del tipo de interés y el plazo. Por lo general, cuanto más corto sea el periodo de amortización, más barato resultará el crédito, pero más altas podrían ser las cuotas por pagar.

Por ejemplo, una hipoteca de 150.000 euros con un interés del 1,75% a devolver en 20 años acabaría siendo más barata que otra con el mismo capital, pero con un tipo de interés del 1,50% y un plazo de 30 años. Eso sí, las cuotas del primer crédito rondarían los 740 euros, mientras que con la segunda alternativa, estas serían algo más económicas: unos 500 euros. En conclusión, simular los diferentes escenarios puede ser de gran ayuda para encontrar el equilibrio entre un plazo de amortización corto y unas mensualidades asumibles.

Calcula si te sale a cuenta contratar otros productos

El precio de los productos combinados es otro aspecto a tener en cuenta al comparar varias hipotecas. Dentro de esta categoría está la contratación de seguros, el uso de tarjetas de créditos o la firma de planes de pensiones, entre otros, con los que el banco bonifica el tipo de interés del préstamo hipotecario.

A primera vista, podría parecer que vincularse al banco abarata la hipoteca. En cambio, desde el comparador financiero advierten de que es imprescindible calcular el coste total de varias opciones para determinar si contratar productos adicionales sale a cuenta o no. En la práctica, una hipoteca de 150.000 con un interés del 2% a 20 años podría salir más barata que otra de 150.000 con un tipo de interés del 1,50% y un seguro de vida y otro de hogar con el banco.

¿Tienes hipoteca? Descubre cuánto podrías ahorrar al cambiar de banco

Firmar una hipoteca con una entidad no significa que el cliente tenga que conformarse con las condiciones iniciales desde el principio hasta el final. La negociación es la vía más sencilla para conseguir abaratar el préstamo o cambiar ciertas cláusulas, pero si no fuera viable, siempre estaría la opción de cambiar la hipoteca de banco. Esta operación también se conoce como subrogación y con ella es posible rebajar el tipo de interés, deshacerse de la vinculación o eliminar algunas comisiones.

Aunque las gestiones de mover la hipoteca tienen un coste, la realidad es que casi siempre se traduce en un ahorro para el cliente. No obstante, cada caso tiene sus particularidades, por lo que antes de hacer una subrogación es importante calcular si sale a cuenta y cuánto se podría ahorrar con el cambio. @mundiario