Buscar

MUNDIARIO

En 2018, Abanca ganó 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017

Abanca se considera entre las mejores entidades del sector financiero español por calidad de activos. Su cartera de dudosos de crédito es la menor del sector y el peso de los adjudicados en el balance se mantiene por debajo de la media (0,7% frente a 1,1%).

En 2018, Abanca ganó 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca; Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Alberto de Francisco, director general de Finanzas de Abanca. / Mundiario
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca; Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Alberto de Francisco, director general de Finanzas de Abanca. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Abanca ganó 430 millones de euros en 2018 y situó su rentabilidad en el 11,4%, según anunció este martes la entidad financiera que preside Juan Carlos Escotet. Los ingresos recurrentes aumentaron un 9,5% y se mantuvieron como principal componente de la rentabilidad.Resultados de Abanca en 2018. / Mundiario

Resultados de Abanca en 2018. / Mundiario

Abanca registró en 2018 el mejor ejercicio de su trayectoria en términos económicos al cerrar el año con un beneficio neto de 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017. La rentabilidad ROTE se situó en el 11,4%, lo que reafirma la posición del banco entre las entidades españolas más rentables. Su capacidad de generación de resultados procede fundamentalmente de los ingresos recurrentes (margen básico), que crecieron un 9,5% como consecuencia de mayores aportaciones tanto por la vía de intereses como de los ingresos por servicios, según informa la entidad.

El banco que preside Juan Carlos Escotet considera que en 2018 destacó por su fortaleza comercial en el negocio bancario y de seguros.

La base de clientes

El volumen de negocio con clientes se incrementó hasta los 69.213 millones de euros sin tener en cuenta operaciones corporativas, un 5,6% más. La entidad reforzó su base clientes con un incremento del 12% en el número de nóminas domiciliadas, mientras que el número de nuevos clientes con seguros avanzó un 13%. Este crecimiento se produjo en paralelo a una significativa mejora de la calidad del activo. Los saldos dudosos se redujeron en un 29% y la tasa de morosidad quedó situada en el 3,6%, claramente por debajo de la media sectorial española y en línea con la registrada por las entidades europeas.

El resultado obtenido por el banco en 2018 se traduce en un ratio de rentabilidad ROTE del 11,4%. Los ingresos recurrentes (margen básico) reforzaron su peso creciente en la cuenta de resultados, al aumentar un 9,5% en el ejercicio y alcanzar los 720,9 millones de euros.

El margen de intereses se incrementó en un 11,5%. Tres cuartas partes de este incremento corresponden a la actividad minorista, cuya aportación crece de manera sostenida por la buena gestión de precios y el dinamismo comercial. Los ingresos por servicios mostraron la misma tendencia positiva, con un crecimiento del 3,8% hasta los 176,2 millones de euros. Dentro de esta línea destaca, según Abanca, la aportación del negocio de productos de valor añadido (los seguros, planes de pensiones y fondos de inversión), que creció un 9,7%.

Inversiones en digitalización y tecnología

Las inversiones en digitalización y tecnología están siendo un pilar destacado en la creciente generación de ingresos recurrentes. El intenso programa de inversiones en capacidades comerciales, optimización de procesos y canales de venta permite incrementos significativos en la productividad de los gestores comerciales, manteniendo estables los gastos de administración.

La digitalización impulsa también la capacidad de servicio al cliente, que dispone de múltiples canales de acceso a la entidad. El canal digital es el que absorbe mayor crecimiento protagonizando ya el 56,5% de las transacciones totales tras crecer un 18,7% en 2018.

Finalmente, el coste del riesgo (CoR) registró un descenso del 10,3% interanual gracias a la reducción de activos dudosos, que limita la necesidad de dotaciones y provisiones.

82.700 millones de cifra de negocio

El volumen de negocio con clientes registró en 2018 un incremento del 5,6% y quedó situado en 69.213 millones de euros, con aumentos equilibrados tanto del crédito como de los depósitos. La próxima incorporación de Deutsche Bank Portugal y Banco Caixa Geral España incrementará la cifra de negocio hasta el entorno de los 82.700 millones de euros.

El crédito a la clientela aumentó un 6,2%, hasta un nivel de 29.286 millones de euros. Especialmente intensa fue la actividad con el colectivo de pymes y autónomos, que recibieron en 2018 un total de 2.076 millones de euros en nuevas formalizaciones de crédito, 950 millones de euros más que en 2017. También destaca Abanca el crecimiento de las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda, cifrado en un 11,3% mientras que las operaciones de crédito al consumo aumentaron un 15,2%.

La cartera de Abanca se caracteriza por su estructura diversificada, en la que los particulares, con el 48% del total, y las empresas, con el 40%, son los principales destinatarios de la inversión crediticia del banco.

De acuerdo con el principio de máxima prudencia seguido por el banco en la gestión de su actividad, el crecimiento del negocio se compatibilizó con el mantenimiento de una elevada calidad en la nueva producción, cuya tasa de morosidad está en el entorno del 0,5%.

Los depósitos, clave

Abanca asegura que cuida especialmente los depósitos como fórmula de relación con el cliente. Así, en 2018 los recursos ajenos experimentaron un crecimiento del 5,9% que permitió a Abanca alcanzar los 39.051 millones de euros. La ampliación de la base de clientes y el refuerzo de su vinculación son objetivos esenciales del esfuerzo comercial del banco. En 2018 Abanca incrementó un 12,3% la domiciliación de nóminas. La estructura de recursos de clientes se apoya principalmente en los depósitos minoristas, especialmente saldos a la vista. Los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro suponen por su parte el 16% del total y constituyen una importante palanca de generación diversificada de ingresos.

El negocio de seguros en su conjunto se consolida como un segmento de alta rentabilidad aportando un ROE del 20%. El mayor dinamismo comercial, sumado a la apuesta por la innovación, con productos diferenciales y nuevas soluciones, permitió que el banco captase 81.300 nuevos clientes de seguros e incrementase en un 18% el número de clientes que cuentan con más de cinco pólizas incluidas en el producto Tarifa Plana. También destacó el buen comportamiento de los seguros para empresas, con un crecimiento del 32% y los seguros vida riesgo, con un incremento del 18%.

La calidad de la cartera

En paralelo a la ampliación de su volumen de negocio, Abanca sigue avanzando en el proceso de optimización de la calidad de su cartera. La entidad registró en 2018 un descenso del 29% de los saldos dudosos y acumula ya 20 trimestres consecutivos de reducción. La tasa de morosidad ha quedado situada en el 3,6%, ampliamente por debajo de la media española y en línea con la europea.

Abanca se encuentra entre las mejores entidades del sector financiero español por calidad de activos. Su cartera de dudosos de crédito es la menor del sector y el peso de los adjudicados en el balance se mantiene muy por debajo de la media (0,7% frente a 1,1%). Con ello la entidad se sitúa como la segunda con menor peso de los dudosos y adjudicados en su balance (1,6%). Es, además, la primera entidad por cobertura de activos improductivos, con una tasa de cobertura total del 58,5%. La reducción de activos improductivos unida a los elevados niveles de cobertura y capital sitúan a Abanca como la entidad con mejor ratio Texas del sistema (36,2%).

Liquidez y capitalización

La entidad cuenta con un nivel de capitalización muy robusto. Recientemente realizó dos emisiones de instrumentos computables como capital, que le permiten incrementar su ratio de capital al 17,0% (14,8% CET1 a diciembre). El mercado acogió muy favorablemente a la entidad gallega. Ambas emisiones se colocaron en pocas horas con una base de inversores muy diversificada y con niveles de demanda en torno a dos veces el objetivo de colocación.

Respecto a la liquidez, Abanca mantiene una estructura de financiación muy sana basada en depósitos minoristas. Su ratio de créditos sobre depósitos es del 92% frente a una media del sector del 104%.

La entidad dispone de una liquidez de 11.364 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, permitiendo estos últimos cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones. Por otra parte, el ratio de financiación neta estable NSFR se situó en el 127% y el ratio de cobertura de liquidez LCR en el 191%, cumpliendo con los requisitos regulatorios.

Operaciones corporativas

Como complemento a su crecimiento orgánico, Abanca desarrolló en 2018 diferentes acciones dirigidas a entrar en nuevos mercados o potenciar su presencia en aquellos en los que ya opera.

En marzo Abanca resultó ganadora en el proceso formal de venta de la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank’s Private & Commercial Client (‘PCC’) Portugal. Con esta operación, Abanca suma 41 nuevas oficinas en Portugal y aumenta su negocio internacional ganando presencia en el segmento de banca personal y privada, área en la que Deutsche Bank PCC Portugal está especializado.

También a través de un proceso formal de venta, en noviembre se produjo la compra de Banco Caixa Geral, el banco con licencia española a través del cual opera en España el Grupo Caixa Geral de Depósitos. El negocio adquirido está especialmente enfocado hacia los segmentos de banca de particulares, privada, personal y empresas. Con la incorporación de las 110 oficinas incluidas en la operación Abanca reforzará su red nacional y reafirmará su carácter ibérico. Tras la integración de los activos adquiridos a través de estas dos compras, Abanca incrementará su volumen de negocio en 13.500 millones de euros.

Por otro lado, en diciembre Abanca puso en funcionamiento su nueva oficina en Miami, con la que entra en el mercado financiero de Estados Unidos y eleva hasta 11 el número de países de Europa y América en los que opera.

Otros hitos de Abanca

La evolución experimentada por Abanca  en los últimos ejercicios está siendo reconocida por las diferentes agencias de calificación, que emitieron ocho acciones de rating positivas en 2018. En la última de ellas, datada en octubre, Standard and Poor´s anunció una mejora del rating emisor a largo plazo de Abanca , que pasó de BB a BB+ con perspectiva estable.

Otro hito fundamental del ejercicio es la emisión de AT1 por importe de 250 millones de euros con la que Abanca inauguró en septiembre su participación en los mercados europeos de capitales. El éxito de la operación, cerrada en menos de cuatro horas con un amplio nivel de sobredemanda, permitió a Abanca optimizar y reforzar su estructura de capital. Esta emisión ha tenido continuidad, ya en el presente ejercicio, con otra de deuda subordinada Tier2 por importe de 350 millones de euros. Con ella, cubierta íntegramente con sobredemanda también en pocas horas, Abanca abrió el mercado europeo de emisiones de este tipo de deuda de 2019, hito alcanzado por primera vez por una entidad de su dimensión.

Compromiso social a través de la Obra Social Abanca 

Abanca aportará en 2019 el 3% de sus beneficios a Afundación para el desarrollo de acciones sociales, educativas y culturales. Gracias a este marco estable de colaboración, el programa de actividades de envejecimiento activo, educación y cultura de Afundación ha beneficiado en 2018 a cerca de 1.170.000 gallegos. Con esta aportación, el banco habrá destinado a cierre de 2019 más de 40 millones de euros a inversión social desde 2014.

Durante 2018 Abanca  y su Obra Social han impulsado múltiples iniciativas destinadas al progreso social entre las que ocupan un lugar destacado las de ámbito educativo. El Programa de Educación Financiera que desarrolla la entidad desde 2015 contribuyó en 2018 a mejorar la cultura financiera de 22.147 personas, muchas de ellas escolares y jóvenes estudiantes de secundaria. Precisamente estos dos colectivos son los destinatarios de las dos nuevas acciones puestas en marcha dentro del programa el año pasado: Seguramente Abanca  y Abanca  Young Business Talents, que buscan, respectivamente, dar a conocer a los escolares qué es y para qué sirve un seguro y despertar el interés de los jóvenes por la gestión empresarial y el emprendimiento. También en el ámbito de la formación se enmarca la apuesta por IESIDE, una institución educativa en cuyas aulas se formaron el año pasado 6.279 alumnos y alumnas.

Otra línea de trabajo estratégica es la promoción del deporte como elemento fundamental en el desarrollo de la persona. A través del Programa Abanca  Deporte Base, el banco apoya anualmente a más de 14.611 deportistas de 1.325 clubes de 25 disciplinas deportivas diferentes, muchos de ellos niños y niñas de la cantera de los clubes que adquieren el hábito saludable del ejercicio físico al tiempo que se acercan los valores intrínsecos a la práctica deportiva.

En el ámbito del compromiso con la mejora de nuestro medio ambiente, en 2018 finalizó la campaña de reforestación ‘Unha nova árbore’ con la plantación de 6.965 árboles en aquellas zonas de Galicia que habían sido especialmente afectadas por la oleada de incendios de octubre de 2017. En estas actividades de recuperación del entorno participaron 862 profesionales que forman parte del programa de voluntariado del banco.

La promoción de la cultura es otros de los ejes fundamentales de trabajo de la entidad en el ámbito de la responsabilidad social corporativa, en el que ocupa un lugar destacado la gestión de la Colección de Arte Abanca , con propuestas expositivas para acercar este valioso patrimonio artístico a toda la sociedad, como la muestra ‘Dalí y el surrealismo en la Colección Abanca’, que se pudo contemplar entre el 6 de noviembre y el 27 de enero en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y que atrajo a más de 45.711 visitantes, y otros 27 eventos expositivos en Galicia y León con obras de las colecciones artísticas del banco y Afundación.

La labor social que desarrollan Abanca  y su Obra Social fue reconocida el año pasado con cuatro galardones en los Premios a la Obra Social y la Educación Financiera que entregan la revista Actualidad Económica y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), convirtiendo a la Obra Social de Abanca  en la más premiada entre las entidades y fundaciones españolas. @mundiario