Zinedine Zidane pende de un hilo muy fino

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / RR.SS.
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / RR.SS.

El técnico del Real Madrid quedó muy golpeado de la eliminación de Champions que se suma a las deslucidas actuaciones en Copa del Rey y Supercopa de España.

Zinedine Zidane pende de un hilo muy fino

Queda LaLiga como salvavidas. El 2-0 ante el Chelsea en la vuelta de la semifinal de Champions dejó al técnico Zinedine Zidane muy golpeado. No fue el resultado si no las decisiones que lo generaron. A esto hay que sumar las deslucidas eliminaciones de Copa del Rey y Supercopa de España, además de la administración del plantel con los asteriscos de Jovic y Odegaard.

Zidane tiene espalda para aguantar una mala temporada, es verdad. Sus tres Champions consecutivas con el Real Madrid lo colocan ya en la lista de los mejores entrenadores que ha tenido el club blanco. El francés, además, es ídolo del club como jugador y todavía la afición le guarda una gran estima.

Fuera de la Champions y con cuatro partidos por jugar en una Liga que no está en sus manos, sin embargo, hacen que los fantasmas ronden de nuevo alrededor de la continuidad del técnico de 48 años.

El mismo Zidane dejó dudas sobre su continuidad al final de la derrota de 2-0 ante el Chelsea, la más dura, sin duda, en su carrera como entrenador. ¿Peleará usted por la Champions con el Madrid el año que viene? Le preguntaron. "Seguro que peleará la Champions, pero no estoy en eso, estoy pensando en la Liga. El resto se verá después", sostuvo.

Quedar sin Champions y sin LaLiga será un literal mazazo. Sobre todo, porque eran los únicos salvavidas después de las deslucidas eliminaciones de Copa del Rey y Supercopa de España. Por eso los cuatro partidos que restan en el torneo domésticos son, sin duda, el hilo del cual pende la continuidad del actual entrenador. Hay que ganarlos todos y ligar al menos un empate del líder, Atlético de Madrid.

Raúl pide pistas desde El Castilla

Si bien es cierto que la actual plantilla es muy corta, que los fichajes no han rendido lo esperado y que las lesiones y el covid han mermado físicamente al grupo, también es cierto que la administración de los recursos no ha sido eficiente.

Hasta ahora nadie entiende las salidas de Luka Jovic y Martín Odegaard, y tampoco la poca continuidad de Isco Alarcón y Marcelo. Es evidente que el Madrid necesita una reestructuración pensando a futuro y si le opción es darles el rodaje idóneo a los jóvenes esta la duda si la opción correcta es seguir con un técnico que prioriza la experiencia.  

Por esta razón el Real Madrid cocina a fuego lento a Raúl González como su futuro entrenador. El ex delantero da pasos agigantados como técnico del Castilla y muchos ya aplauden su riqueza táctica, la gran falencia de Zidane.

Salir a buscar un técnico ahora sería tener que invertir un dinero que podría usarse para la contratación de David Alaba, Kylian Mbappé o Erling Haaland, sin contar con la indemnización para el actual entrenador que tiene contrato hasta 2022 con un salario anual de 13.5 millones.  

Lo que hay que saber, en consecuencia, es si Zinedine Zidane tiene la energía para continuar o prefiere dar un paso al costado tomando en cuenta que ya está siendo vinculado con la Juventus de Cristiano Ronaldo. Si decide irse la directiva del Real Madrid tendrá que evaluar si hay en el mercado una opción ideal o adelanta el ascenso de Raúl al primer equipo. @mundiario 

Zinedine Zidane pende de un hilo muy fino
Comentarios