Buscar

MUNDIARIO

Zidane se aleja de los discursos eufóricos

El entrenador del Real Madrid no ve todavía condiciones para sentirse tranquilo en la recta final de la temporada. El partido ante el Athletic podrá definir muchas cosas.

Zidane se aleja de los discursos eufóricos
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / RRSS
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Zidane sigue con su postura de mantener la calma y una tranquilidad metódica. No le importa tener cuatro puntos por encima del Barcelona, pues todavía hay muchos partidos por jugar y en cuestión de segundos todo el panorama puede cambiar y lo que hoy le beneficia, mañana seguro será un tormento. Para él partido ante los bilbaínos es crucial para seguir soñando con las chances matemáticas de coronarse.

"Todo es importante. Faltan pocos partidos pero jugamos cada tres días, incluso dos. Tú necesitas mucha concentración en todo, en la recuperación, el físico, los entrenamientos. Son detalles al final, siempre lo digo. Estamos bien. Ser entrenador de estos jugadores me hace disfrutar cada día, y voy a seguir haciéndolo. Sabemos que tenemos otro partido complicado este domingo y ahí vamos a poner toda nuestra energía", explicó.

Además el técnico del Madrid aseguró que un rival como el Athletic de Bilbao no es fácil y menos en su feudo. En las últimas temporadas los vascos han sido una pesadilla para el club merengue y que este domingo no va a ser distinto por lo cual la tranquilidad es fundamental para ver cuál resultado se consigue para seguir siendo líderes en la tabla de posiciones.

"En el Madrid siempre hay presión y eso es bueno, es lo bonito de nuestra profesión, cada uno en su parcela, ahora me toca como entrenador. Es lo que te lleva a hacer cosas buenas, esa presión", precisó.

"Los jugadores saben que es una competición complicada, difícil, larga, y que los que hicieron antes y en el confinamiento demuestra que quieren ir a por todo. Aquí no hay euforia porque no hemos ganado nada. Hay trabajo y compromiso para hacerlo bien y tratar de ganar partidos", aseveró. @Mundiario