A VSDA le da un ataque de entrenador y el Deportivo hace el ridículo ante su afición

Víctor Sánchez del Amo. / RRSS
A VSDA le dio un ataque de entrenador. / RRSS

Jugar contra un Barça herido y sin margen de error no es el mejor escenario para realizar pruebas. Y ese fue el gran error que cometió el técnico blanquiazul.

A VSDA le da un ataque de entrenador y el Deportivo hace el ridículo ante su afición

Al comienzo de la competición liguera todos los equipos hacen su cálculos y previsones sobre en qué partidos tienen más posibilidades para sumar puntos con el fin de lograr sus objetivos al final de temporada. Y así siempre entra dentro de lo previsible contar que contra FC Barcelona y Real Madrid es muy difícil puntuar, por lo que no hacerlo ante ellos no supone ningún drama. Pero en el caso concreto del Deportivo todo cambia si, como en la última visita a Riazor, el Barça te pasa por encima y te hace un estropicio.

El equipo de Luis Enrique llegaba al estadio coruñés herido tras haber perdido once puntos en solo cuatro partidos, permitiendo que Atleti y Real Madrid se enganchasen a un título liguero que hace solo un mes parecía sentenciado. Y si el conjunto azulgrana es siempre temible, esa obligación extra de ganar hacía pensar que el Deportivo lo iba a tener muy difícil. Pero una cosa es esa y otra muy distinta que un Barça jugando al trantrán te marque ocho goles.

Los aficionados deportivistas se temieron lo peor – aunque ni en su peores pesadillas semejante revolcón – cuando conocieron la alineación que presentaba Víctor Sánchez del Amo. En portería repetía Manu, un portero que no ha estado al nivel de primera división en los partidos que ha disputado y que provoca un runrún en la grada cada vez que el rival se acerca a su área. Por eso muchos se preguntan por qué no juega Pletikosa, portero veterano y que fue el único refuerzo que llegó en el mercado de invierno.

No se puede cambiar toda la defensa para jugar contra la MSN

Pero es que por delante, y ante las ausencias de Arribas y Lopo, Víctor formó una línea defensiva con Laure, Sidnei, Navarro y Juanfran, es decir, tres cambios para enfrentarse a la mejor delantera del mundo, colocando incluso a Juanfran como lateral izquierdo cuando en el banquillo tenía a Luisinho para jugar en su puesto natural. Es muy fácil hablar después del partido, pero la lógica indicaba que con un simple cambio en lo que venía siendo habitual, se podría presentar una defensa solvente con Juanfran, Sidnei, Bergantiños y Navarro, con lo que solo se producía un cambio, o mover a Navarro como central incorporándose Luisinho a su banda.

No contento con esa desfeita, el técnico blanquiazul volvió presentar un trivote en el centro del campo, olvidándose del nefasto resultado que había producido en ocasiones anteriores. Tres medios centros molestándose, sin las ideas claras y sin, como mal menor, actuar como bomba de achique en tareas de destrucción. Lo más curioso es que al final y con los cambios disparatados ordenados desde el banquillo, el trivote inicial dio paso a un Mosquera aislado y sobrepasado.

Del centro del campo hacia delante continuó el dislate. Un Cani desubicado, sin saber claramente qué tenía que hacer y sin presencia en el juego ofensivo, con Lucas por delante – siempre Lucas – como referente para crear peligro y un intrascendente Oriol Riera, que jugó un partido que no estaba diseñado para él. Aún así en la primera parte el Deportivo consiguió crear peligro hasta en cuatro ocasiones, por medio de dos llegadas de Borges y un par de remates de Lucas y Oriol, siempre entrando por el centro ante la ausencia de jugadores que desbordasen por los extremos.

En resumen, a VSDA le dio un ataque de entrenador y le vino grande el partido, improvisando una alineación que en ningún momento se supo si estaba pensada para salir a esperar al Barça para sorprenderle a la contra, o para ir a presionarles arriba para impedir que armasen su juego, agrandando el problema con unos cambios que acabaron por descomponer al equipo. Y esa indefinición contra un grande se suele acabar pagando en forma de goleada estrepitosa. @Bajarlaalpasto 

A VSDA le da un ataque de entrenador y el Deportivo hace el ridículo ante su afición
Comentarios