Vinícius ya no es tan Júnior

Vinícius Jr. celebra a lo grande. realmadrid.com
Vinícius Jr. celebra a lo grande. / realmadrid.com

Justo cuando había una dependencia con Karim Benzema el delantero dice presente. El brasileño de 20 años suma seis goles en 37 partidos y aún no tocó su techo de rendimiento.

Vinícius ya no es tan Júnior

Grito, beso al escudo y celebración de rodillas. Este es Vinícius Jr. atacante de 20 primaveras que ya suma tres temporadas vestido de blanco y que escogió la mejor de las vitrinas; la Champions para despegar de forma definitiva. Anotó dos goles en la victoria de 3-1 del Real Madrid ante Liverpool y fue el mejor del partido.

“Era muy importante ganar. Es un buen resultado, hemos trabajado mucho todo el año para ganar todos los partidos en el mejor momento de la temporada. No les dejamos crear nada, tenemos que seguir así y jugar de la misma forma que hoy”, sostuvo Vinícius Jr. al final del partido en el que fue elegido el Jugador Más Valioso.

El brasileño anotó al 27’ tras pase de Toni Kroos. Lo hizo al bajar el balón con el pecho y batir a Alisson con un remate cruzado a su mano derecha, y luego al 36' a pase de Luka Modric y desde el punto penal, de nuevo potente y ceñido al palo.  

Con estos dos goles el brasileño llegó a seis goles en 37 partidos, tres de ellos en Champions, además de seis asistencias. El jugador nacido en Rio de Janeiro viene de menos a más en una temporada intensa en la que ha alternado la titularidad hasta convertirse en indispensable como compañero de Karim Benzema en un ataque.


Quizás te pueda interesar

Vinícius se ilumina y el Real Madrid vence 3-1 al Liverpool


Parte de su madurez es cambiar el exceso de regate y gambeta por los movimientos sin balón. Para jugar con Kroos y Modric lo único que hay que hacer es hacer diagonales perfectas para que te tiren el pase. “El entrenador siempre nos da tranquilidad para hacer lo que entrenamos. Hoy hicimos todo lo que nos pidió y lo hicimos bien. Toni (Kroos) es increíble, un grandísimo jugador. Siempre que sale al campo sale con mucha clase, nadie puede jugar como él. Le doy las gracias por el pase, estoy muy contento por marcar”, contó el brasileño.

Vini, como le dicen en el vestuario, de a poco se mete a la afición en el bolsillo. El beso al escudo después de cada gol es un lindo gesto. El equipo, además, estaba dependiendo en exceso de Benzema así que su irrupción, justo al final de la temporada, es una gran noticia.
 
“Beso el escudo porque soñé con jugar en el Madrid y con los mejores jugadores del mundo. Y por el trabajo y las ganas que estamos teniendo durante toda la temporada. Siempre quiero lo mejor para la afición y para todas las personas del club. Sigo trabajando y mis compañeros me dan la fuerza y confianza para hacer los goles que necesitamos en los momentos importantes. Salí cansado porque he dado todo por esta camiseta que quiero tanto”, indicó. @mundiario.

 

Vinícius ya no es tan Júnior
Comentarios