Víctor Vázquez: el canterano  a quien muchos consideraban mejor que Messi

El futbolista catalán de Los Angeles Galaxy, Víctor Vázquez. / @LAGalaxy
El futbolista catalán de Los Angeles Galaxy, Víctor Vázquez. / @LAGalaxy

El actual futbolista Los Angeles Galaxy, era una de las más prometedoras joyas de La Masía. Al igual que el argentino, era de la generación de 1987. 

Víctor Vázquez: el canterano  a quien muchos consideraban mejor que Messi

Por la cantera del FC Barcelona han pasado a lo largo de los últimos cuarenta años, algunos de los mejores futbolistas españoles, pero la generación nacida en 1987 fue especialmente prolífica. Lionel Messi es el mejor ejemplo de ello, pero el rosarino no era el único que pintaba como un futuro crack de la primera plantilla; Gerard Piqué y Cesc Fábregas apuntaban muy buenas maneras, pero además de ellos tres había un chico con un enorme potencial, que parecía iba para estrella mundial. 

Víctor Vázquez Solsona nació el 20 de enero de 1987. El barcelonés llegó a muy temprana edad al fútbol base del club blaugrana. Los técnicos vieron en él una calidad técnica que le permitía competir sanamente, pero de igual a igual con Messi, tal y como el catalán lo reconoció en una entrevista que ofreció a El Periódico.

“Todo el mundo pensaba que eran piques como una competición para ver quién acababa como máximo goleador, pero no era así. Siempre han sido muy sanos y con el objetivo de divertirse y disfrutar. Nunca desde el egoísmo o diciendo ´yo quiero marcar más que Víctor, o yo más que Leo´No, en ningún momento nosotros lo sentimos así.

Estaban muy igualados, pero Piqué llegó a decir en alguna oportunidad que su paisano era el más destacado de todos. “El mejor del equipo era Víctor, un jugador que era el líder natural del grupo. En Marca, Pep Guardiola en su momento hizo un repaso de los componentes de la cantera de esa época, y no tuvo dudas: “Era uno de los jugadores más talentosos que he visto”.

¿Qué fue lo que truncó su progresión?

Los comentarios de sus compañeros y de los técnicos daban fe de un talento bárbaro. Víctor Vázquez podía gozar de una exitosa trayectoria cuando diera el salto definitivo al primer equipo, como lo hizo Messi. Lamentablemente no tuvo suerte con las lesiones que mermaron su rendimiento y que también hicieron lo suyo, para socavar su confianza plena en su recuperación. 

Una luxación de la rótula fue el inicio de su calvario con los problemas físicos. “Estuve un par de meses fuera. Aunque una vez superada sí que tenía ya cierto miedo, porque no sentía la rodilla igual. Esa época fue difícil porque fue de las primeras lesiones graves que tuve como jugador justo cuando veía cerca el Barça C y el Barça B. Y lo pasé mal.”

La peor parte estaba por llegar. Una rotura del cruzado lo tiró contra el piso en 2008. “Fue una jugada desgraciada, que le puede pasar a todo el mundo en el fútbol. Un jugador del Villarreal B en un partido en la Segunda B llegó tarde, yo quería poner un balón largo a la otra banda, me pegó algo por encima de la espinilla y escuché como la rodilla pegó un crujido muy, muy fuerte.”

Su salida del club

Después de su recuperación, que le tomó un poco más de un año, Víctor Vázquez completó su formación y se quedó en el club hasta los 24 años, compartiendo experiencias con el filial y el primer equipo. Aunque en su hoja de vida luce dos Champions League, temporadas 2008-09 y 2010-11, el futbolista apenas participó en tres encuentros oficiales, dos de ellos en el máximo torneo continental y uno en LaLiga

A pesar de su currículo y su pasado en el fútbol base azulgrana, sus destinos no fueron precisamente alguna de las ligas top de Europa. Se marchó de España para iniciar su primera aventura en el extranjero, en la liga de Bélgica. Habló con Mundo Deportivo sobre esa experiencia. 

“En el Brujas, allí maduré y me hice más profesional. Salía del Barça y no había tenido regularidad y fue el primer equipo profesional donde pude destacar y crecer. Estuve cinco años que han ayudado a ser hoy quien soy. 

Con el conjunto belga se reencontró con la cara amable del fútbol. Jugó 173 partidos en los cuales anotó 23 goles y regaló 50 asistencias. Ese período con buenos números le abrió las puertas del balompié mexicano. El Cruz Azul, uno de los grandes de la Liga MX, compró su pase por 2 millones de euros en 2016, sin embargo la experiencia no fue la mejor.

Un nuevo renacer en Canadá

La Major League Soccer acogió al canterano barcelonista. El equipo Toronto FC le dio la oportunidad para continuar su carrera. Anotó 18 tantos, contribuyó con 17 asistencias en 65 encuentros oficiales. Con el equipo norteamericano vivió la mejor etapa de su carrera; fue vital para los cuatro títulos conseguidos entre 2016 y 2018 y era muy querido por los aficionados y sus compañeros de juego. 

A pesar de ello, tomó una decisión: mudarse nuevamente para obtener más dinero, con un contrato que asegurara el futuro de su familia. Reconoció que ese cambio no fue tan bueno como lo imaginaba, pero aseguró en Mundo Deportivo que no se arrepiente de esa decisión.

“He dado pasos equivocados. Como irme a Qatar en un momento en el que estaba en Toronto después de ganarlo todo y estar muy bien considerado. Pero te vas haciendo mayor y tienes familia. Era una buena ocasión económica que no sabes si volverá. Eres un futbolista humilde y tienes que salir de tu zona de confort. No borraría la etapa de Qatar, no es un paso que no di en la dirección correcta”. 

Ahora con 35 años ya cumplidos se encuentra en Los Angeles Galaxy. Desde 2021 hasta la fecha es uno de los futbolistas asiduos en las convocatorias del equipo; comparte vestuario con Javier “Chicharito” Hernández, Carlos Vela, Douglas Costa y recientemente con el exmadridista Gareth Bale. @mundiario

Víctor Vázquez: el canterano  a quien muchos consideraban mejor que Messi
Comentarios