Vettel logra la segunda victoria de la temporada en Hungría con Alonso quinto

Vettel hungría_opt
Vettel celebra la victoria el el Gran Premio de Hungría.

Sebastian Vettel con un ritmo implacable logra sobreponerse a una de las carreras más caóticas que se recuerdan, con los Mercedes perdidos en los incontables incidentes.

Vettel logra la segunda victoria de la temporada en Hungría con Alonso quinto

Sebastian Vettel con un ritmo implacable logra sobreponerse a una de las carreras más caóticas que se recuerdan, con los Mercedes perdidos en los incontables incidentes.

 

Tras el fallecimiento de Jules Bianchi, el circo de la Fórmula 1 llegaba a Hungaroring. Una carrera marcada en rojo, con el objetivo de homenajear al piloto francés. Sin embargo el verdadero homenaje llegaría en forma de una carrera alocada, con constantes cambios y en la que habría que esperar a las últimas vueltas para ver el desenlace.

El circuito magiar se caracteriza por ofrecer muy pocas posibilidades de adelantamiento, por lo que todos los pilotos apostaban sus opciones a una buena clasificación en parrilla. Un punto en el que Hamilton volvería a demostrar su superioridad marcando la pole, seguido de Rosberg. Por detrás Ferrari y Red Bull, se repartían los puestos, anunciando batalla para la carrera.

La salida

La salida podría resumirse con el eslogan de la marca de la estrella, “algo está pasando en Mercedes….”  Por segunda carrera consecutiva ambos monoplazas se quedaban clavados en parrilla, siendo rebasados por los Ferrari, que en un abrir y cerrar de ojos se encontraban con una carrera diferente. Hamilton, que también perdería plaza con Rosberg, se lanzaría de forma desesperada al ataque. Y pasó lo que tenía que pasar, Rosberg se mantenía firme obligando al inglés a irse de excursión por la puzolana. Así en la primera vuelta Hamilton caía a la décima posición.

En esa nueva realidad Vettel volvía a los viejos tiempos, cuando su Red Bull le permitía dominar de principio a fin. A golpe de vuelta rápida trataba de poner tierra de por medio con Raikkonen y Rosberg. Un Rosberg muy desdibujado que era incapaz de mantener el ritmo del finlandés. Hamilton por su parte sufría lo indecible para adelantar a Massa y tratar de contener la sangría de tiempo y puntos que estaba perdiendo.

Calma chicha

Con las diferencias más o menos establecidas, la estrategia dejaba pocas opciones de cambios. Ferrari realizaba dos pit stop impecables, que les garantizaban mantener las posiciones de forma holgada. Por su parte Rosberg optaba por el compuesto duro, y Hamilton se decantaba por el blando. Por detrás la carrera rodaba en cierta calma, con los Williams perdiendo posiciones, y Alonso con un ritmo destacable rodando en undécima posición, tras Sainz.

A mitad de carrera los corazones empezaban a acelerarse, las ruedas blandas de Hamilton le otorgaban un tremendo ritmo de carrera que le llevaba a recortar un segundo por vuelta a Rosberg. El alemán fuera de ritmo era incapaz de alcanzar a Raikkonen y empezaba a preocuparse de lo que llegaría por detrás. Mientras tanto, Kimi vería con estupor como su monoplaza perdía potencia de forma alarmante, dando al traste con todas sus esperanzas. Hasta la vuelta 43.

La locura

Nico Hulkemberg, que rodaba séptimo tras una gran salida, veía como su alerón delantero se desintegraba literalmente en la frenada de la primera curva. Accidente sin consecuencias para el piloto, que dejaba la pista anegada de trozos de fibra de carbono. Dirección de carrera apostaba por el Saffety virtual en un principio, pero tal y como estaba la pista se decidirían por sacar a Maylander con el coche “físico”. Carrera reagrupada de nuevo y plena actividad en boxes.

En la vuelta 49 se reiniciaba nuevamente la carrera, con Hamilton en quinta posición viendo renacer sus esperanzas. Las hostilidades se desataban desde el primer momento, Raikkonen era incapaz de aguantar el ataque de Rosberg, que se ponía segundo. Hamilton, ciego de ambición, se lanzaba a por todas con Ricciardo, dejando el alerón delantero en el intento y el pontón del Red Bull seriamente dañado. Todavía tendría tiempo de enzarzarse con Bottas, que se llevaría un pinchazo de recuerdo, y remataría el alerón del inglés. Nueva parada en boxes de Hamilton, que re reincorporaría decimotercero.

El caos

Lejos de calmarse, la carrera se convertía en un completo caos. La ansiedad de los pilotos tras el safety car y en el reinicio se saldaba con un sinfín de sanciones que hacían saltar por los aires la clasificación. Así Hamilton, Maldonado, Massa y Verstappen tendrían que realizar un drive through. El teletipo de la FIA echaba humo anunciando investigaciones y múltiples sanciones de cinco segundos.

A río revuelto ganancia de pescadores, y el pescador mayor del reino suele ser Ricciardo. El australiano, pese al encontronazo con Hamilton, lograba encadenar una serie de vueltas rápidas, acechando a Rosberg que abandonaba las opciones de superar a Vettel. En una maniobra que roza el suicidio Ricciardo se lanzaba al interior de la curva 1, donde Rosberg no podía desaparecer. Pinchazo para el alemán, y un nuevo alerón para Ricciardo, mientras Vettel no acababa de creerse el nivel que estaba alcanzando su suerte.

De ahí al final, alegría para Vettel que lograba su segunda victoria, seguido de Kvyat que alcanzaba su mejor posición en su carrera. El tercer lugar sería para Ricciardo que, pese a todo, hacía valer su condición de “pescador”. Tras ellos Vestappen alcanzaba la cuarta plaza, seguido de Fernando Alonso. Hamilton por su parte gastaba casi toda la suerte que le queda en esta temporada, y superaba en dos posiciones a su compañero de equipo, pese a darlo todo por perdido a diez vueltas del final.

Spanish F1

En la carrera de hoy destaca la actuación de Fernando Alonso, que con las carencias acostumbradas en su McLaren, lograba la quinta plaza. Un resultado cimentado en un fuerte ritmo de carrera, una gran estrategia y sobre todo, estar exento de incidentes y sanciones. Para el recuerdo quedaría una bonita lucha con Sainz, al que lograría rebasar.

Por su parte el piloto madrileño sufriría el tercer abandono consecutivo de la temporada. Un nuevo chasco en una carrera en la que podría haber aspirado a mucho más, viendo la posición alcanzada por Verstappen. Merhi por su parte volvería a ofrecernos el nivel acostumbrado, sin más máquina no hay más sueño posible que acabar y arrasar a tu compañero de equipo. Misión cumplida de nuevo.

F-1: Resultado del Gran Premio de Hungría
1º Sebastien Vettel (Ferrari)
2º Daniil Kvyat (Red Bull)
3º Dani Ricciardo Red Bull)
4º Max Verstappen (Toro Rosso)
5º Fernando Alonso (McLaren)
6º Lewis Hamilton (Mercedes)
7º Romain Grosjean (Lotus)
8º Nico Rosberg (Mercedes)
9º Jenson Button (McLaren)
10º Marcus Ericsson (Sauber)
11º Felipe Nasr (Sauber)
12º Felipe Massa (Williams)
13º Valteri Bottas (Williams)
14º Pastor Maldonado (Lotus)
15º Roberto Merhi (Manor)
16º Will Stevens (Manor)

Vettel logra la segunda victoria de la temporada en Hungría con Alonso quinto
Comentarios