En Venezuela, el béisbol es cuestión de Estado

Béisbol en Venezuela
Béisbol en Venezuela. / LVBP

En el país sudamericano la temporada del béisbol es asunto de Estado, ya que el principal pasatiempo de los venezolanos goza de más beneficios que otras disciplinas; como por ejemplo contar con dólares preferenciales en una nación que agudiza su peor crisis económica.

En Venezuela, el béisbol es cuestión de Estado

El empresariado no tiene divisas para llenar las estanterías de farmacias o supermercados. Pero la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) siempre contará con su cuota de moneda estadounidense y con el aliciente con el más bajo precio en el cambio oficial: 10 bolívares por dólar. Para la Revolución Bolivariana ha sido más importante que el aficionado criollo siga yendo al estadio que llene la nevera, pues es cuestión de Estado que en el país se viva literalmente a “pan y circo”.

Y sin duda el circo es la Liga Profesional con ocho equipos con una temporada que dura todo el invierno, mientras que las Grandes Ligas estén en su descanso. Históricamente la pelota venezolana ha sido el deporte con más arraigo en una nación que pasa los 30 millones de habitantes.

Por ello el Gobierno nacional nunca le ha fallado a la LVBP, dándole todos los beneficios para la adquisición de divisas a 10 bolívares, cuando la economía se rige a un cambio no oficial que pasa los 100 bolívares por cada dólar estadounidense. Esta situación le ha llevado a la crítica en especial a la administración del presidente venezolano Nicolás Maduro, quien está gobernando dentro de los parámetros de una de las peores crisis, políticas, sociales y económicas jamás vividas en Venezuela.

El béisbol siempre tendrá su pago puntual en dólares, para que la Liga no pare, pues la administración Maduro puede temer que un país si su pasatiempo nacional, pueda ser la bomba que termine de hacer estallar una revuelta social. Podrá no haber gasolina,  contar con fallas eléctricas, ni medicinas, pero en Venezuela no puede faltar el béisbol.

En Venezuela, el béisbol es cuestión de Estado
Comentarios