Valverde le recuerda al Barcelona que sigue estando confiado y al mando

Ernesto Valverde, entrenador del FC Barcelona. / RR SS.
Ernesto Valverde, entrenador del FC Barcelona. / RR SS.

Sus declaraciones y decisiones tras la humillación de Anfield Road le sirven como mensaje al barcelonismo de que no tiene intención de bajar los brazos.

Valverde le recuerda al Barcelona que sigue estando confiado y al mando

La derrota dolorsa en Anfield Road parece haberse deslizado rápidamente sobre Ernesto Valverde. El entrenador del Barcelona dio la cara tras la humillación en Inglaterra y en sus apariciones y decisiones inmediatas a la caída se demuestra que lo pasado queda en el pasado. "Tengo ganas de dar un paso al frente, no voy a esconderme debajo de una piedra", advirtió en conferencia de prensa en la previa del partido contra el Getafe que su equipo terminaría ganando 2-0. Pese a la opinión popular, Valverde se siente como el entrenador del equipo la próxima temporada pues tiene el apoyo de la Directiva y de los jugadores.

Valverde no se ha inhibido por la coyuntura que rodea al equipo catalán. Ya en el juego del domingo dejó claro que sigue mandando con plenitud de poderes al dejar fuera de la lista de convocados a Kevin Prince Boateng y Jeison Murillo, ambos llegados durante el mercado de invierno y por quienes se le había criticado por no darles minutos de juego pese a estar en el plantel para dar descanso a los titulares de toda la vida. En lugar de consentir las críticas, el adiestrador vasco apostó por sus jugadores de siempre e incluso por hacer debutar a Abel Ruiz. Un plantón a los encargados del área deportiva, que lo han asumido un recordatorio de que todavía es él quien toma las decisiones para el plantel.

Lo cierto es que pese al enfado de la afición, Valverde tiene el visto bueno de todos de quienes lo necesita en el seno del club. Por ejemplo Jordi Alba y Sergio Busquets, dos de los pesos pesados del vestuario, quienes le defendieron en declaraciones a los medios tras la victoria contra el Getafe. Sumado a eso, publica Marca, el adiestrador se habría reunido con dirigentes del club y hasta con el mismo Josep María Bartomeu y nada hace pensar que, en este mismo punto, haya alguna intención de destituirlo.

Como sea, a Valverde le queda la última baza de la Copa del Rey. Puede que la copa no vaya a solucionar el bochorno de la Champions, pero puede maquillarlo un poquito pues sería su segundo doblete consecutivo. Eso sí, perderla podría condicionar un tanto más su imagen en el Camp Nou. @mundiario



 

Valverde le recuerda al Barcelona que sigue estando confiado y al mando
Comentarios