Buscar

MUNDIARIO

Un fatal accidente aéreo se cobra la vida de dos nadadores

La tragedia ocurrió durante el desarrollo de un vuelo de ultraligero en la localidad italiana de Nettuno, ubicada en la región de Lazio.
Un fatal accidente aéreo se cobra la vida de dos nadadores
Foto referencial de un nadador en plena competencia. / Pixabay
Foto referencial de un nadador en plena competencia. / Pixabay

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Italia  se encuentra de luto después que se confirmara la muerte de dos promesas de la natación de aquel país. La tragedia que terminó con la vida del prometedor Fabio Lombini y de su compañero Gioele Rossetti, se consumó en la localidad de Nettuno ubicada en la región de Lazio.

Según informan medios italianos, el accidente ocurrió durante un vuelo de un ultraligero que conducía Rossetti. Tanto el piloto como su acompañante salieron desde escuela de vuelo Crazy Fly, mientras que Lombini documentaba el despegue desde su perfil de Instagram.

nadadores

Poco después se precipitaron al vacío y aunque todavía es pronto para conocer el avance de las investigaciones, algunos testigos del accidente afirman que al parecer el biplano sufrió un problema con el motor. El choque fue tan violento, que los restos de ambos jóvenes fueron levantados por los equipos de emergencia totalmente carbonizados, como lo explica News en su sitio web.

La Agencia Nacional de Seguridad (ANSV) será el ente responsable de liderar las investigaciones, que intentarán esclarecer las causas reales de este lamentable incidente.

De acuerdo a Mundo Deportivo, Lombini era el más destacado en el ámbito deportivo. En 2017 obtuvo la medalla de plata en los campeonatos absolutos italianos en los 200 libres, por detrás de Filippo Megli y delante de Filippo Magnini.

El presidente de la Federación Italiana de Natación, Paolo Barelli aseguró que Lombini estaba muy motivado, para intentar ganar una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio. Al parecer antes de consumarse la tragedia se encontraba entrenando para continuar su preparación, con la mira puesta en ese objetivo.

Por su parte Rossetti en los últimos tiempos parecía más interesado en otras actividades que las propias actividades deportivas. Su gran pasión eran los aviones y desde 2019 ya había obtenido la licencia para convertirse en piloto privado. @mundiario