Buscar

MUNDIARIO

En la Copa, todo queda pendiente del Santiago Bernabéu

El Barça y el Madrid empataron a uno, dejando la eliminatoria completamente abierta a la espera de lo que suceda en el feudo merengue. Ls azulgranas hicieron más méritos para llevarse el partido, sobre todo en el segundo tiempo, ante un equipo madrileño que parecía conformarse con el resultado con el pasar del tiempo.

En la Copa, todo queda pendiente del Santiago Bernabéu
Marcelo y Malcom. / @Mundodeportivo
Marcelo y Malcom. / @Mundodeportivo

Empate con suspenso. El FC Barcelona y el Real Madrid han empatado a 1 en el Camp Nou en el primer duelo de la semifinal de la Copa del Rey. Pese a lo corto del resultado, los dos grandes de España nos regalaron un auténtico partidazo digno de un Clásico. Un apasionante duelo de ida y vuelta que, ciertamente, pudo haber sido para cualquier. Ambos equipos perdonaron y, así, todo se definirá en el Santiago Bernabéu.

A pesar de la condición de local, el Barça no salió conectado. No así los merengues, que lograron adelantarse al minuto cinco tras un gol de Lucas Vázquez, quien definió una jugada que comenzó en los pies de Vinícius. El brasileño profundizó por la izquierdo y sirvió el balón al segundo palo para la llegada de Benzema, que centró al punto penalti para que el carrilero español, que le ganó el duelo a Lenglet, rematara a placer.

El gallego fue de los mejores de Solari, al menos en el primer tiempo, donde los merengues demostraron mayor solidez y apabullaron al equipo catalán, cuya acción más clara fue un remate de cabeza de Rakitic, a pocos minutos del descanso. El Real Madrid fue el protagonista de los primeros 45 minutos, en contraste con un Barça desconocido que sufría (y mucho) las contras de los blancos.

En el complemento, se volteó la tortilla. El Barça salió más enchufado y logró frenar los contraataques del Madrid, neutralizando así la chispa de Vinícius por banda izquierda. Así, el conjunto azulgrana, volcado al ataque, emparejó el marcador al minuto 60, de la mano de Malcom, hoy titular en el equipo culé. El brasileño recogió un remate al poste de Luis Suárez y, con clase, mandó a guardar el balón para firmar la igualdad.

Al 63, Valverde decidió colocar toda la carne en el asador con la entrada de Messi y Arturo Vidal, en lugar de Coutinho y Rakitic, de flojo partido. Y los catalanes tuvieron oportunidades para ponerse por delante en el marcador, pero no lograron concretar.

Así las cosas, el Barça y el Madrid dejaron la eliminatoria completamente abierta a la espera de lo que suceda en el Santiago Bernabéu. Ciertamente, los azulgranas hicieron más méritos para llevarse el partido, sobre todo en el segundo tiempo, ante un Madrid que parecía conformarse con el resultado con el pasar del tiempo. Los de Solari, no obstante, se marchan de la Ciudad Condal con el gol de visitante a su favor. Todo se define en el Bernabéu. @mundiario