Buscar

MUNDIARIO

Todo un aviso a navegantes de Lendoiro

El Deportivo de La Coruña, hundido en Segunda División bajo la presidencia de Tino Fernández, corre graves riesgos económicos si no asciende este año a Primera División. A día de hoy ni siquiera está en puestos de promoción... 

Todo un aviso a navegantes de Lendoiro
Augusto César Lendoiro en Radio Coruña. / Mundiario
Augusto César Lendoiro en Radio Coruña. / Mundiario

Firma

José Luis Gómez

José Luis Gómez

El autor, JOSÉ LUIS GÓMEZ, es el fundador de MUNDIARIO. También es columnista de la agencia Europa Press, tertuliano de la TVG y de la Radio Galega, y colaborador de La Región. Es el editor del Anuario del Foro Económico de Galicia. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia y fue director editorial de Grupo Zeta. Es autor, entre otros, del libro Cómo salir de esta. @J_L_Gomez

El fútbol, esa gran pasión compartida, es un deporte –dicen que el deporte rey– pero es también muchas otras cosas. Es, por ejemplo, un sector económico que mueve ya miles de millones, emplea a miles de personas y dinamiza la vida de algunas ciudades. Y es, también, un teatro de operaciones de ciertas actividades políticas y financieras. El fútbol –todos lo sabemos– mueve montañas.

A Coruña, que es una ciudad mediana en España, pero capital de una de las 11 provincias más pobladas, llegó a situarse en la vanguardia del fútbol con Augusto César Lendoiro

Gracias a su gestión –sin duda controvertida, con aciertos y errores–, el Deportivo es el noveno club español en conseguir un título de Liga (entre los 61 equipos que en algún momento han alcanzado la máxima categoría), a lo que suma dos Copas del Rey y tres Supercopas de España.  Solo con Lendoiro se paseó triunfante, por la Liga española, pero también por la Champions, de modo que la marca A Coruña se hizo global.

Lendoiro se fue y el Deportivo es de Segunda… Pero Lendoiro ha vuelto: de momento al palco de Riazor y a Radio Coruña, en la Ser, desde donde envió con sutileza varios mensajes –algunos a modo de advertencias–, y no solo a Tino Fernández. Todo un aviso a navegantes… @mundiario