Tino debe valorar si es Natxo el entrenador adecuado para luchar por el ascenso

Tino Fernández.
Tino Fernández.

El Dépor juega desde hace varias semanas con mucha ansiedad ante su afición, que no oculta su desencanto. Hay un divorcio con el entrenador, pero su cese solo depende del presidente, que es el verdadero responsable de la situación del equipo.

Tino debe valorar si es Natxo el entrenador adecuado para luchar por el ascenso

Tras el empate del Deportivo ante el Alcorcón, en MUNDIARIO nos habíamos planteado si ¿se jugará Tino Fernández el ascenso del Dépor con el entrenador Natxo González?. Ahora, tras la derrota en casa ante el Las Palmas (0-1), la pregunta tiene aún más sentido. "Lo que está pasando es por algo", se limitó a decir Natxo González en rueda de prensa, sin explicarse mejor. Tino debe valorar, pues, si es Natxo el entrenador adecuado para luchar por el ascenso.

El Deportivo de La Coruña no tiene solo una crisis de resultados –evidentes, basta ver el calendario y la clasificación–, sino que le atenaza algo peor: una crisis de juego, algo que se viene arrastrando desde hace un tiempo; sobre todo en Riazor. Hubo un cambio de sistema pero fue para peor. Y siempre que el entrenador hace cambios, el equipo no mejora. Ante el Las Palmas, el técnico perdió los papeles, hasta rozar el ridículo en la recta final del encuentro. Pepe Mel le ganó la partida.

Los únicos éxitos de José Ignacio González Sáenz, conocido como Natxo González (Vitoria, 1966) se produjeron en Segunda B, con dos ascensos del Alavés y el Reus. Lógico, por tanto, que no esté habituado a retos como un ascenso a Primera, ya que un intento que hizo la pasada temporada con el Real Zaragoza se saldó con el fracaso, ya en el play-off.

El Deportivo juega desde hace varias jornadas con mucha ansiedad ante su afición, que no oculta su desencanto. Hay un divorcio con el entrenador, pero la caída o la ratificación de Natxo González  solo depende del presidente, que es el verdadero responsable de la situación del Deportivo.

Este domingo, Riazor ya despidió con pitos a Natxo González, señalado como culpable del mal juego del equipo y de la ausencia de un modelo futbolístico. Fue el quinto partido seguido en casa sin conocer la victoria, con lo cual se distancia de los puestos de cabeza que dan acceso al ascenso a Primera. Las cosas pintan mal y solo Tino Fernández puede tomar decisiones. @mundiario

Tino debe valorar si es Natxo el entrenador adecuado para luchar por el ascenso
Comentarios