Timo Werner y otros negocios ruinosos protagonizados por la Premier League

Timo Werner vistiendo la camiseta de la selección de Alemania. / @timowerner
Timo Werner vistiendo la camiseta de la selección de Alemania. / @timowerner
El Chelsea ha protagonizado monumentales fiascos pero no es el único. Otros clubes asumieron pérdidas por fichajes poco rentables, tanto en lo deportivo como en lo económico
Timo Werner y otros negocios ruinosos protagonizados por la Premier League

El RB Leipzig está muy cerca de sellar el acuerdo para el retorno del hijo pródigo. El atacante del Chelsea, Timo Werner volverá en breve a la disciplina del club de la bebida energética, por una cifra muy inferior a la que originalmente provocó su salida de Alemania.  Después del fichaje de Marc Cucurella, por una monstruosa cantidad de millones, el empresario Todd Boehly autorizará el adiós del delantero internacional alemán por unos 30 millones de euros aproximadamente, según informan diversos medios británicos, como Express.

La salida de Werner sería la primera de las siete que tiene en mente autorizar el empresario estadounidense, que ya tuvo que aprobar el adiós de uno de los peores fichajes de la historia del club, el belga Romelu Lukaku.  El Inter de Milán, también hizo un negocio redondo por el futbolista, tras venderlo por 113 millones en el verano de 2021, y ahora lo recibe cedido con unas condiciones muy favorables. 

Operaciones como las de Werner y Lukaku son el vivo ejemplo de algunos de los negocios más ruinosos de los últimos tiempos en el mundo del fútbol, y que a continuación MUNDIARIO les da a conocer:

Andy Carroll

Después de la venta de Fernando Torres, los reds ficharon en el mismo mercado invernal de 2011 a dos prometedores atacantes: el mencionado Carroll y un joven Luis Suárez. Mientras el uruguayo se salía como goleador, el antiguo jugador del Newcastle fue un auténtico desastre, el público de Anfield únicamente gritó 11 goles del espigado jugador en 57 partidos. 

Se marchó como cedido al West Ham en el verano de 2012 y después de una campaña regular (24 encuentros y 7 tantos), los hammers decidieron apostar por él y pagaron 17.5 millones. Sin duda esos 41 millones pagados en su momento fueron una de las peores inversiones jamás hechas por el club. 

Fernando Torres

El Chelsea es el protagonista de este particular ranking, porque varias de sus operaciones estrellas, se terminaron estrellando en Stamford Bridge. Torres venía de triunfar en el Liverpool y en el invierno de 2011 decidió aceptar la propuesta del equipo de Roman Abramovich. A golpe de talonario el millonario ruso sacó al español de The Kopp

58.5 millones de euros fue el montante del traspaso, un dinero que nunca justificó vestido de blue el madrileño. En total marcó 45 dianas en 171 partidos oficiales, y aunque tuvo participaciones importantes, especialmente en la Champions League 2011-2012, su estancia en Londres fue un auténtico fiasco. Casi cuatro años después apenas recibieron por parte del AC Milan por concepto de traspaso un millón de euros. 

Andriy Shevchenko

Su amistad con Abramovich fue el principal aval para cambiara el San Siro por Stamford Bridge en 2006. El ucranio fue uno de los atacantes más letales del fútbol europeo en los primeros años del siglo veintiuno y fruto de ello recibió el Balón de Oro 2004.  En total sumó 173 tantos vestido con la camiseta del club lombardo. 

A pesar de tan excelsa hoja de vida, su rendimiento en la Premier League fue mediocre. No quedaba nada del atacante que ponía en jaque a la defensas rivales y arrodillaba con su talento goleador a los porteros. 43.88 millones tirados a la basura, El Chelsea después de dos cesiones sucesivas, lo dejó libre en 2009. 

Álvaro Morata

Después de ser un suplente de gran rendimiento, en la llamada unidad b de Zinedine Zidane, anotó 20 goles en total en la temporada 2016-2017, el internacional español deseaba tener un rol más importante en el equipo dirigido por el técnico francés, pero Cristiano Ronaldo y Karim Benzema le cerraron las puertas y por ello decidió irse de LaLiga. El Chelsea pagó 66 millones en julio de 2017 y  lo recibió con los brazos abiertos, a la espera de que replicara o mejorara su rendimiento en la Premier League

Eso no ocurrió, porque el madrileño no se adaptó. 24 goles en 72 encuentros no eran los números soñados para el 9 titular del Chelsea, y después de dos años el Atlético de Madrid pidió una cesión por dos campañas de 18 millones,  con una opción de compra de 35 millones. 

Robinho

Llegó al Real Madrid y deslumbró en su primer partido ante el Cádiz en el Ramón de Carranza, en el inicio de la temporada 2005, sin embargo el prometedor futbolista no brilló tanto como se esperaba. No tuvo mal rendimiento, pero tampoco fue el crack que muchos creían. El Manchester City lo compró en 2008 por 43 millones. Empezó muy bien pero su alma fiestera y una lesión en el tobillo provocaron el declive. En total dejó los siguientes números: 53 partidos, 16 goles y 12 asistencias hasta que en 2010 fue vendido por 21 millones. 

Roberto Soldado

Otro exfutbolista del Madrid se encuentra en esta lista. El español fue el hombre gol del Valencia durante unos años, 82 goles tuvieron la culpa de llamar la atención de la Premier League y en concreto del Tottenham. Con 28 años y en el mejor momento de su carrera deportiva se fue a White Hart Lane en 2013. Los spurs pagaron 30 millones por sus servicios, pero el valenciano no gozó de la misma suerte en las islas británicas. 16 goles fue su bagaje en su experiencia londinense y por esa razón, fue vendido al Villarreal casi dos años después por 16 millones. @mundiario 

Timo Werner y otros negocios ruinosos protagonizados por la Premier League
Comentarios