Buscar

MUNDIARIO

¿TIene el Real Madrid mejor o peor plantilla que la temporada anterior?

Para los detractores de Zinedine Zidane y de Florentino Pérez el club tiene peor plantilla y 303 millones de euros menos.
¿TIene el Real Madrid mejor o peor plantilla que la temporada anterior?
El once que alineó Zidane para el partido contra el Villarreal. / Twitter
El once que alineó Zidane para el partido contra el Villarreal. / Twitter

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Zinedine Zidane volvió al Real Madrid luego de una dolorosa eliminación en Champions League, cuya responsabilidad fue enteramente por el fútbol demoledor y con ritmo que impuso el Ajax en el Santiago Bernabéu. La plantilla que meses atrás había recibido múltiples distinciones por parte de la UEFA y la FIFA, se veía señalada por los malos resultados, que los acompañaron durante el ejercicio 2018-2019.

Con esto en mente el marsellés dijo que habrían cambios y utilizó la palabra "revolución" cuando dijo lo que pasaría en el venidero mercado de fichajes de verano.

303 millones de euros después, la sensación es que el club merengue estaría huérfano de una o dos piezas más, concretamente en el centro del campo para apuntalar un lugar que fue muy irregular en el pasado inmediato.

Antes que Zidane firmara su nuevo contrato, ya el Madrid tenía listos los fichajes de Rodrygo Goes, Eder Militao y Brahim Díaz, así que las responsabilidades del galo en esta materia van a partir de Eden Hazard, Luka Jovic, Ferland Mendy y en las bajas.

Lo de Takefusa Kubo se antoja como una medida más de la dirección deportiva a cargo de Florentino Pérez y de José Ángel Sánchez, una adquisición de futuro que se estará preparando en su cesión en el Mallorca para luego dar el gran salto.

Analizando altas y bajas ¿se puede decir que el Madrid tiene peor grupo de futbolistas que en el ejercicio anterior?

Hay que ir por partes. Ciertamente no consiguieron adquirir a Paul Pogba pero quizás el peor inconveniente fue no fichar un plan b para reforzar esa parcela del terreno y más teniendo en cuenta, que Dani Ceballos salió cedido al Arsenal ante la segura ausencia de oportunidades que tendría bajo el mando de Zidane en esta campaña.

De esta manera es casi un hecho que Isco jugará mucho en el puesto de Toni Kroos o de Luka Modric, a sabiendas que su mejor versión sale cuando está en la media punta o ligeramente escorado por las bandas.

Tampoco se puede olvidar el traspaso con dirección hacia el Wanda Metropolitano que protagonizó Marcos Llorente. El Atleti aprovechó y le birló un canterano que es sobrino nieto de Francisco "Paco" Gento y nieto de Ramón Grosso, dos leyendas del conjunto de La Castelllana.

Dos especialistas fuera y no llegó ninguno. La responsabilidad para crecer y adueñarse de esos espacios recae sobre el uruguayo Federico Valverde, que un principio está destinado a ser el sustituto natural de Casemiro.

Entonces en la media la cuestión queda así: par de salidas y ningún refuerzo. A continuación toca el turno de la defensa.

Hay fondo de armario pero Ramos necesita un relevo

Militao y Mendy entran para dar descanso a los indiscutibles en esas posiciones como lo ha demostrado Zizou en sus distintas alineaciones en los tres primeros encuentros de LaLiga. El brasilero que costó 50 millones de euros no ha visto ni un minuto de juego sobre el terreno, mientras que el internacional francés fue de lo mejor en su estreno como titular en el empate contra el Villarreal.

Con Nacho de comodín y Militao se puede decir que esa zona está bien cubierta. Además cuenta con Álvaro Odriozola que es el reemplazo natural de Dani Carvajal.

Se puede considerar que salvo una hecatombe, la fiabilidad de la defensa debería estar asegurada en cuanto a nombres, aunque cada día son más evidentes los errores de Sergio Ramos especialmente en el momento en el que Casemiro no puede relevarlo cuando el andaluz sube al estilo de Beckebauer como pasó en el estadio de La Cerámica.

La otra patata caliente en cuanto a la confección de la plantilla está en la portería. Cuando ya estaba casi descartada la salida de Keylor Navas, surgió en los últimos días del mes de agosto la posibilidad que saliera hacia el PSG. Con Lunin ya cedido al Valladolid, el Madrid necesitaba un nuevo refuerzo y ese fue Alphonse Areola.

Si las actuaciones cuestionables de Thibaut Courtois planteaban seriamente que Navas fuera el titular, con la venta del tico se puede afirmar que la posición con el ingreso a Valdebebas del internacional francés la plantilla de Zidane, queda en peores condiciones.

¿Y quién marca los goles?

Karim Benzema está por cumplir 32 años y en la plantilla no hay un jugador que tenga las características del exLyon. En tal sentido era lógico intentar buscar a un rematador puro como Luka Jovic y peinar el mercado para buscar a un delantero con espíritu de 10 como el gato francés, que por cierto ha comenzado muy bien este nuevo período ofreciéndose como referente de juego y de área. 

Vinicius Junior pasó de ser la sensación de Solari a un elemento extraño para Zidane, que parece no sacar lo mejor del chico cuando se encuentra en el lado derecho del ataque.

Paradójicamente  junto a Benzema, el que ha estado llevando el peso del ataque madridista ha sido Gareth Bale, que pasó de tener los dos pies fuera del Santiago Bernabéu, a ser indiscutible en los tres enfrentamientos en el torneo de la regularidad.

James Rodríguez, otro de lo que en teoría se iban porque no contaban con él, también tendrá la posibilidad de sumarse a sus compañeros para conseguir vulnerar las porterías rivales. Oportunidades tendrá y más por la larga ausencia de Marco Asensio luego de su grave lesión de rodilla.

¿Se puede decir que el ataque de esta campaña es mejor que su versión anterior? La respuesta es sí. A pesar de no contar con Asensio, Zidane gana con James y Jovic dos elementos muy útiles para diversas opciones tácticas para plantear los partidos, en particular si busca diversidad ofensiva. Si Bale se mantiene enchufado como lo ha hecho hasta ahora, el Real Madrid tendría una delantera con múltiples recursos para mandar el esférico al fondo de las redes.

¿Es o no es?

En definitiva estas son las conclusiones. Zidane en general dispone de una mejor plantilla que el anterior ejercicio, pero el centro del campo es muy vulnerable y dependiente de la buena salud de Luka Modric.y si Toni Kroos vuelve a ser la máquina de distribución de pases quirúrgicos.

Sin Pogba y con las salidas de Ceballos y Llorente, lo lógico era cerrar la contratación de Christian Eriksen, Bruno Fernandes o cualquier futbolista experimentado pero eso no ocurrió. El punto débil del Madrid está en el cuarto de máquinas de creación y esto podría generarle más de un disgusto a todo el madridismo. @mundiario