Buscar

MUNDIARIO

Tensión en el Barça por la salida de Luis Suárez

El conjunto catalán está decidido a rejuvenecer por completo la plantilla y todas las miradas se centran en el uruguayo. En su día, Koeman le comunicó que no entra en sus planes y el club le busca salida. Pero todo sigue bloqueado y la marcha del veterano futbolista es de las que más preocupa a la directiva.
 

Tensión en el Barça por la salida de Luis Suárez
Luis Suárez, futbolista. / @LuisSuarez9
Luis Suárez, futbolista. / @LuisSuarez9

Máxima tensión en Can Barça. El próximo 5 de octubre echa el cierre el mercado de fichajes y aún existen diversos clubes que deben finiquitar altas y bajas. Uno de ellos es el FC Barcelona, cuyas vacas sagradas superan la treintena. El conjunto catalán está decidido a rejuvenecer por completo la plantilla y hay, pues, no menos de 12 futbolistas que potencialmente pueden abandonar la Ciudad Condal en las próximas semanas. Uno de ellos no es otro que Luis Suárez, cuya etapa como culé parece haber llegado a su fin.

El Barça no ha cerrado sus incorporaciones. Los catalanes siguen sondeando el mercado para reforzar el equipo pero está claro que deben vender para poder fichar, y tras la salida de Iván Rakitic y la virtual despedida de Arturo Vidal al Inter, todas las miradas se centran en Suárez. Koeman necesita limpiar el vestuario y, de hecho, en su momento se supo que le comunicó al uruguayo que no entra en sus planes de cara a la próxima temporada. La entidad blaugrana, pues, le busca salida al charrúa. Pero todo sigue bloqueado.

Mucho se ha hablado del interés de la Juventus en fichar a Luis Suárez, incluso se especuló con que el Atlético de Madrid podría llevarse finalmente al uruguayo. Sin embargo, los italianos parecen cada vez más cerca de cerrar a Dzeko y la opción colchonera pierde cada vez más enteros. Ningún otro equipo parece interesarse en el delantero de 33 años y en las oficinas del Camp Nou se palpa la tensión, puesta que la marcha del veterano futbolista es de las que más preocupa a la directiva.

Un acuerdo que sigue sin llegar

Desde hace ya algunas semanas, el Barça y Suárez mantienen un tira y afloja que podría terminar de mala manera. No son pocas las fuentes que afirman que el jugador sudamericano quiere cobrar el año que le queda de contrato (finaliza en junio de 2021). No estaría, pues, dispuesto a perdonar ni un euro. Evidentemente, el club azulgrana no está por la labor de complacer sus deseos y el futbolista se niega a aceptar la carta de libertad si no percibe su último año. La situación sigue atascada y, como tal, la tensión aumenta a medida que pasan los días. De momento, ambas partes no llegan a un acuerdo económico para su desvinculación con el club catalán.

"Luis es un jugador importante y lo ha sido en los últimos años", aseguró Ramón Planes el día de ayer en la rueda de prensa con motivo de la presentación de Miralem Pjanic. "Es evidente que después de lo que sucedió a final de temporada estamos en un proceso de cambio, con un nuevo entrenador y nuevas ideas y en eso estamos trabajando", agregó el secretario azulgrana, señalando que hasta el 5 de octubre, fecha en la cual echa el telón el mercado de pases, "muchas cosas pueden pasar". De momento, el futuro de Suárez sigue siendo una incógnita. ¿Al final, podría quedarse el uruguayo? @mundiario