¿La suspensión del Brasil - Argentina es una vendetta?

Confusión total la que se vivió en el duelo Brasil -Argentina. /  @senordelBalon
Confusión total la que se vivió en el duelo Brasil -Argentina. / @senordelBalon
El llamado Clásico Suramericano, correspondiente a las eliminatorias Conmebol para el Mundial Qatar 2022, se supendió tras la invasión de un agente policial al terreno de juego.
¿La suspensión del Brasil - Argentina es una vendetta?

¡Insólito y bochornoso! Aunque parezca asombroso y hasta increíble, el partido entre Brasil y Argentina que tenía que disputarse este domingo válido para las Eliminatorias Suraméricanas de cara al Mundial Qatar 2022 fue suspendido porque un agente policial brasileño irrumpió en el campo de juego para llevarse deportados a cuatro jugadores de la Selección Argentina: Emiliano "Dibu" Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero.

Trascendió que estos jugadores habrían mentido en sus respectivas declaraciones juradas al entrar en territorio brasileño, ya que ellos provienen de zonas de riesgo por coronavirus, ya que los cuatro juegan en el Reino Unido, por lo tanto debían cumplir una cuarentena de 14 días antes de poder ingresar al país carioca. 

Pero lo que más llama la atención es que un funcionario policial, quien aparentemente estaba armado ingresó al campo de juego en el estadio Arena Sao Paulo e interrumpió el encuentro, lo que provocó molestias en los jugadores argentinos y posteriormente el encuentro tuvo que detenerse y de inmediato ingresaron autoridades sanitarias para mediar la situación. 

Tomando en cuenta esta situación de inmediato saltaron las primeras interrogantes y una de ellas la lanzó el capitán argentino Lionel Messi, quien no dudó en expresar: ¿Tenían que esperar a que comenzara el partido? Llama poderosamente la atención que los representantes de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) no alertaron antes o en su defecto por qué no impidieron el ingreso de los jugadores mencionas al terreno de juego mucho antes del inicio del partido. 

El policía (sin uniforme) encaró a Otamendi y Marcos Acuña - @emacastro

El policía (sin uniforme) encaró a Otamendi y Marcos Acuña. / @emacastro

Por otra parte: ¿Era necesario que ingresara un funcionario policial armado al césped?, ¿Por qué no se alertó primero al cuerpo arbitral de la situación y así ellos podrían haber detenido el encuentro cumpliendo con el reglamento? Como analista deportivo y que he tenido la oportunidad de darle cobertura a este tipo de partidos, jamás había ocurrido algo así y la forma en que se generó la situación se presta a muchas interpretaciones, cuestionamientos pero también a la crítica y al rechazo. 

Antecedentes de la situación

Mucho se ha dicho, en diversos medios audiovisuales, webs y redes sociales, han explicado con detenimiento la situación, se comenta que en el hotel de concentración del combinado argentino ya había presencia policial porque ya estaba emitida la orden para deportar a Emiliano "Dibu" Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero, sin embargo, Messi e incluso el entrenador albiceleste, Lionel Scaloni, aseguran que allí no se les advirtió nada. 

Asimismo, comentan que desde la AFA, es decir, la Asociación de Fútbol Argentino, en todo momento contaban con el aval de la Conmebol para la convocatoria de estos jugadores, ya que según el ente rector del fútbol suramericano, los cuatro futbolistas señalados en el conflicto, se incorporaron a la concentración con suficiente antelación, respetaron la llamada búrbuja con el resto de sus compañeros, tanto es así que fueron alineados durante el pasado encuentro que disputó Argentina contra Venezuela el día jueves 2 del presente mes que se realizó en Caracas.

A pesar que la AFA se escuda en la Conmebol, el Gobierno de Brasil asegura que las autoridades y leyes del país están por encima del órgano rector del fútbol suramericano, por lo que justifican su accionar. Incluso, desde Anvisa insisten en que se le advirtió a la Selección Argentina que estos cuatro jugadores no debían salir del hotel ni mucho menos podían jugar el partido. 

Entonces surgen otras interrogantes: ¿Quien dice la verdad? o ¿Quién cometió el error?, las repuestas podrían no ser objetivas, puesto que cada quien defenderá su postura, por un lado las autoridades brasileñas, tanto sanitarias como gubernamentales; mientras que la Selección Argentina se ampara en el apoyo de la Conmebol e incluso hasta se podría decir que la FIFA avalará la postura del combinado argentino.

¿Vendetta brasileña?

Sin ánimos de acusar, especular ni señalar a nadie, personalmente hay elementos de esta situación que no me terminan de cerrar, por el contrario, me genera suspicacia toda esta situación; reitero que no pretendo ser ni juez ni verdugo, pero hay cosas que me gustaría dejar en el aire como dicen y que puedan ser analizadas e interpretadas por los lectores. 

Primero hay que recordar que 9 jugadores brasileños que juegan en la Premier League de Inglaterra no pudieron incorporarse con su selección, tal es el caso de: Alisson, Fabinho y Roberto Firmino del Liverpool; Ederson y Grabriel Jesús del Manchester City; Thiago Silva del Chelsea; Fred del Manchester United; Rafinha del Leeds United y Richarlison del Everton.

Estos fútbolistas no contaron con el permiso de sus respectivos clubes para incorporarse a la Selección de Brasil y disputar la triple fecha FIFA correspondiente a las Eliminatorias Suramericanas, cabe señalar que el ente rector del fútbol mundial exigió a estos equipos ingleses que cedieran a los jugadores, pero cada entidad alegó que no podían arriesgarse a perder a estas figuras a su retorno, ya que al regresar a territorio inglés debían cumplir un aislamiento de 10 días, lo que les impediría contar con ellos para el reinicio de la Premier League, así como el comienzo de la Liga de Campeones.

Y ustedes se preguntarán ¿Por qué el combinado argentino si contaba con sus jugadores provenientes de Inglaterra?, justamente los cuatro señalados en el conflicto de este domingo, pues sus respectivos clubes no tienen compromisos europeos cuando se reanuden las ligas. 

Entonces, todo este asunto de los jugadores argentinos y de la suspensión del encuentro podría tratarse de una vendetta. Sinceramente no quiero hacer afirmaciones sin tener pruebas, pero cualquier análisis es válido, pero vuelvo a insistir, toda esta situación me despierta cierta suspicacia.

Por lo pronto, quiero recalcar que lo ocurrido este domingo y en un partido trascendental como este me parece bochornoso, deplorable e insólito, que un espectáculo deportivo se vea empañado por el accionar de autoridades policiales, gubernamentales y sanitarias, cuando se pudo solucionar de otra manera. 

Asimismo, en los próximos días se conocerá el veredicto de la Conmebol y seguramente la FIFA también intervendrá, es probable que se reprograme el partido, que se le conceda los tres puntos a la Selección Argentina o si se demuestra que el combinado albiceleste incurrió en una falta entonces se le otorgarán los tres puntos a Brasil; pero lo cierto de todo esto es que hoy perdió el fútbol, perdió el deporte y creo que sigue ganando el coronavirus... @mundiario

¿La suspensión del Brasil - Argentina es una vendetta?
Comentarios