El Sevilla empata 2-2 ante el Dortmund y se despide de la Champions

Erling Haaland, delantero del Borussi Dortmund. es.eufa.com
Erling Haaland, delantero del Borussia Dortmund. / es.eufa.com

Erling Haaland anotó doblete y le mostró la puerta de salida al equipo español que reaccionó al final con dos goles de En-Nesyri. El global de la serie quedó 5-4 a favor del equipo alemán.

El Sevilla empata 2-2 ante el Dortmund y se despide de la Champions

Haaland fue suficiente. El Sevilla no pudo remontar el resultado adverso en el compromiso de ida y tras empatar 2-2 ante el Borussia Dortmund se despidió de la Liga de Campeones con un global de 5-4. El equipo de Julen Lopetegui le faltó la contundencia que tuvo su rival y cuando reaccionó ya era demasiado tarde.

En el fútbol como en la vida hace falta algo más que atrevimiento. Y al equipo nervionense le faltó ese extra de los equipos con hambre. Tuvo el 70% de la posesión de balón, sumó 15 remates, ocho de ellos con dirección al arco y registró un 85% de precisión en los pases. Estadísticamente fue superior a su rival, pero le faltó lo más importante; goles. Por eso entre atreverse y lograrlo hay un espacio gigante, del tamaño de la Catedral de Santiago de Compostela.

El Sevilla tuvo la pelota, las ideas y llegó decidido atacar por las bandas, pero cuando había logrado arrinconar a su rival recibió un literal balde de agua fría. Marcos Reus se proyectó por izquierda y al llegar a la línea de fondo lanzó un pase atrás para que Erling Haaland lo tocara de zurda para el 1-0 al minuto 35’.


Quizás te pueda interesar

El Real Madrid quedó sin margen para el error


En el segundo tiempo la dinámica se repitió y el Dortmund anotó al 54’ tras un penalti validado por el VAR y cobrado por Haaland en dos ocasiones. En la primera el portero Bono detuvo su remate de zurda y también tapó el rebote de derecha, pero el juez anuló porque el guardameta se adelantó. En la segunda ocasión Haaland eligió el mismo palo, cruzado a ras de piso, y está vez venció a Bono para el 2-0.

Al 68’ el central Hummels le cometió falta a Rakitic en el área y el juez no dudó de sonar el silbado para decretar el penalti. En-Nesyri le pegó potente, arriba y al centro, le dio emoción al partido con el 2-1 y al 90+4’ el mismo En-Nesyri de cabeza a pase de Rakitic colocó el 2-2 que fue insuficiente.

El Sevilla FC terminó así su aventura en Champions dejando una sensación de que merecía algo más. Pero en el fútbol no existen los méritos. Es más magia de este deporte en el que los goles valen más que el oro. @mundiario

El Sevilla empata 2-2 ante el Dortmund y se despide de la Champions
Comentarios