Este sería el refuerzo del Real Madrid para el ataque

Benzema y Carlo Ancelotti en entrenamiento. realmadrid.com
Benzema y Carlo Ancelotti en entrenamiento. / realmadrid.com

El Madrid quiere seguir con Karim Benzema como punta de lanza por lo que quieren un delantero centro de experiencia que pueda ser la opción B y que no ponga en riesgo su titularidad.

Este sería el refuerzo del Real Madrid para el ataque

Solución en casa. El Real Madrid ha decidido no avanzar por ninguno de los delanteros que estarán disponibles en este mercado de verano, a menos que Marco Asensio no renueve.  Incluso si Luka Jovic (23) decide irse Italia con la Fiorentina, la intención es abrirle la puerta a Borja Mayoral (25), quien está ansioso de conocer su futuro luego de préstamos seguidos al AS Roma y a Getafe CF.

La salida de Gareth Bale dejó un espacio en la nómina y el ataque, y de los otros siete solo tres: Karim Benzema, Vinícius Jr. y Rodrygo, tienen un lugar más que garantizado. El resto se fue de vacaciones con más certezas que dudas. Incluso el futuro de Marco Asensio que volvió a la selección nacional de España con un papel protagónico y se cotiza con fuerza en Europa, aún sigue siendo un misterio.

Con 25 años y una zurda bien educada el jugador nacido en Mallorca sigue a la espera de una propuesta de renovación que le satisfaga. Mientras tanto su nuevo agente, Bruno Mendes, mueve todos sus tentáculos para encontrarle un club que juegue Champions y así poder negociar con alguna carta bajo la manga.

Mientras tanto en las oficinas de Chamartín han decidido no invertir en las opciones que quedan en el mercado. Estos son el alemán Serte Gnabry (26 – Bayern Múnich) un extremo derecho cuyo costo de salida sería de 40 millones de euros, y el francés Christopher Nkunku (24 - RB Leipzig) que tiene contrato hasta 2024 y su club actual no aceptaría menos de 60 millones para dejarlo salir.

¿Y SI KARIM SE LESIONA?

El club merengue está decidido a colocar sobre la espalda de Benzema todo el peso del ataque, al menos por el centro. ¿Y si se lesiona? Esa es la pregunta del terror. Tal parece que la confianza es plana así que el objetivo es traer a un delantero de área que no compita por la titularidad con Benzema y que se conforme con los minutos que va dejando en el camino el próximo Balón de Oro.

Jovic (23) y Mariano Díaz (28) tienen contrato, pero no cuentan para Carlo Ancelotti. Su participación en recién finalidad temporada se resume en dos goles y tres asistencias entre los dos. Incluso cuando Karim estuvo ausente el técnico modificó el esquema y usó a otros delanteros. Jovic parece tener todo arreglado con la Fiorentina (Italia) y es cuestión de que los clubes de pongan de acuerdo en una cesión con opción de compra.

El nombre de Barja Mayoral, en consecuencia, gana fuerza. El ariete de 25 años y 1.82 metros de estatura quiere saber, cuanto antes, si el club cuenta o no con él. Fue formado en la cantera del club, pero desde 2007 inició con una seguidilla de préstamos al Wolfsburgo, Levante UD, AS Roma y recientemente Getafe CF. En ninguna de sus expediciones tuvo actuaciones tan sobresalientes como para forzar una venta.

La mejor temporada de Mayoral lejos de Madrid fue en 2020/21 cuando anotó 17 goles y repartió seis asistencias en 45 partidos con el AS Roma. El club no renovó el préstamo y mucho menos activó una opción de compra. Es un jugador de área natural que podría volver a la casa blanca en busca de su segunda oportunidad. Su mejor recuerdo vestido de blanco fueron siete goles y tres asistencias en 24 partidos correspondientes a la temporada 2017-2018. @mundiario

Este sería el refuerzo del Real Madrid para el ataque
Comentarios