Sergio Manos se convierte en el Cristiano de la Selección española

Penalty de Ramos a Eder
Penalti de Ramos a Eder.

El ex-jugador de fútbol regala dos puntos a Italia tras sacudir un zurriagazo a Eder en el minuto 83 pensando que le amparaba el aforamiento del Visirato.

Sergio Manos se convierte en el Cristiano de la Selección española

Simulaciones, piscinazos, gestitos, protestas, afán de protagonismo, un peinado a la moda… pensarán ustedes que estamos hablando de Cristiano Ronaldo, ¿verdad? Nada de eso.

El MVP del partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 ha sido este jueves sin duda alguna el capitán del Real Madrid, Sergio Manos, que a falta de su compañero en el campo ha decidido tomar su relevo haciendo las mamarrachadas propias del jugador acabado que es.

Y es que pese a su pésima temporada el sevillano sigue siendo convocado por Lopetegui, que parece que le deba algo al Real Madrid (recordemos que también ha convocado a cuatro suplentísimos del equipo blanco).

Hoy el karma le ha inflingido al seleccionador su merecido castigo, primero en la lesión de Jordi Alba (otro que está jugando de regalo), y después en el penalty de cada día de Caballo Loco. Desde luego, no le vamos a pedir a Lopetegi la valentía que tuvo el seleccionador francés para mandar a su casa a jugadores tóxicos para el equipo, pero parece que el ex-portero no ha aprendido nada del absoluto fracaso al que Vicente del Bosque condenó a la selección desde el mismo momento en que dejó de aplicar el principio del mérito para colocar a sus amigos entre las listas de convocados como si la selección se tratase del Ayuntamiento de Madrid. Esperemos que se de cuenta, antes de que sea demasiado tarde, de que sus actos de cobardía afectan a todo el equipo.

Pero hoy hemos de centrarnos en el siniestro – y no por zurdo – defensor español, cuyo único valor añadido para el ejercito del Visirato es una impunidad arbitral que desaparece cuando cambia la zamarra blanca por la roja. Hoy, en otro de sus fallos de concentración, se olvidó de que, en vez de capitanear al Real Madrid, portaba el brazalete de la selección nacional, y pensando que el Juventus Stadium era el Bernabéu, le sacudió un garrotazo a Eder que el árbitro jamás habría señalado en contra del doce de Zizú, pero que le ha costado a España dos puntos fundamentales contra un rival directo en un partido que, pese al sevillano, habían controlado hasta que el defensor se lo entregó en bandeja a la selección ‘azzurra’.

Estoy ansioso de observar como algunos borregos nocturnos a sueldo le cubren las espaldas al ex-jugador blanco. @SirDanielC

 

> Este post también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es

 

 

Sergio Manos se convierte en el Cristiano de la Selección española
Comentarios