Ocho selecciones europeas jugarán la repesca para clasificarse para la Copa del Mundo

Un balón de fútbol. / Mundiario
Rueda el balón del Mundial no sin complicaciones.

¿Se imaginan una Copa del Mundo en la que no juegen Cristiano Ronaldo, Nani, Ibraimovich, Benzemá, Ribery, Varane, Modric o Mandzukic? ¡Pues atentos a las eliminatorias de repesca!

Ocho selecciones europeas jugarán la repesca para clasificarse para la Copa del Mundo

Tras la disputa de la fase de clasificación de la zona Europa para la Copa del Mundo que se celebrará en Brasil en 2014, ya se han clasificado las selecciones campeonas de los nueve grupos, teniendo que jugar las ocho mejores segundas una eliminatoria de repesca de la que saldrá los otros cuatro combinados nacionales que completarán la representación europea en la cita mundialista.

El sorteo de dicha fase de repesca nos ha dejado los siguientes emparejamientos:

. Portugal – Suecia: sin duda, la eliminatoria estrella, ya que Cristiano Ronaldo o Ibraimoich, dos de los cracks del fútbol actual, se quedarán sin participar en el que puede ser para ambos su último mundial. En principio, parece ligeramente favorito el equipo portugués, ya que, acompañando a CR, estarán jugadores de clase internacional como Moutinho o Nani; por parte sueca, tienen a su favor el juego de conjunto por encima de las individualidades.

. Ucrania – Francia: sin desmerecer a los ucranianos, sería una sorpresa que el equipo entrenado por Deschamps se quedase fuera del mundial y para jugadores como Ribery o Benzemá sería un fracaso no clasificarse. Pero atención a Ucrania porque hasta el último partido le disputó a Inglaterra el primer puesto del grupo, habiendo encajado solo cuatro goles en diez partidos.

. Grecia – Rumanía: probablemente la eliminatoria más descafeinada de las cuatro, ya que ninguna de las dos selecciones cuentan en estos momentos con ningún jugador especialmente atractivo para los aficionados ni su fútbol se destaca por ser especialmente vistoso. Pronóstico incierto, en el que la clave estará en el resultado que puedan conseguir los griegos en la ida ante una parroquia entregada a sus colores.

. Islandia – Croacia: el equipo nórdico tiene una ocasión histórica de jugar una fase final de un mundial, pero para ello tendrá que eliminar a una selección más solvente como es la croata. Lo normal es que Modric y Mandzukic asuman sus galones y se impongan a unos islandeses que intentarán compensar sus carencias técnicas con un derroche de ilusión y de fuerza. Sobre el papel, es la eliminatoria en la que hay un claro favorito.

Ocho selecciones europeas jugarán la repesca para clasificarse para la Copa del Mundo
Comentarios