Rusia jugará el torneo bajo las ordenes de su estrella y general: Fabio Capello

El combinado ruso, fuera de individualidades.

Los rusos quieren agradar a todo el mundo y ser potencia mundialista, antes de que llegue su momento, que será en 2018, cuando serán los anfitriones del torneo.

Rusia jugará el torneo bajo las ordenes de su estrella y general: Fabio Capello

Los rusos serán el mayor rival que tenga Bélgica en la fase de grupos, ya que es un equipo rocoso al que en la clasificación solo le marcaron gol en 5 ocasiones. (Logró encabezar un grupo de seis equipos que también incluía a Portugal, Israel, Azerbaiyán, Irlanda del Norte y Luxemburgo).

Tácticamente, el equipo de Capello se configura en una formación 4-3-3 / 4-1-4-1, con contraataques rápidos, y lineas muy juntas. Es un equipo muy ordenado. Hay tres claves para su estilo de juego defensivo. En la portería, Igor Akinfeev, uno de los mejores porteros que hay en Europa. El veterano Sergei Ignashevich, central del CSKA de 34 años, y el centrocampista Viktor Faizulin, que es la brujula del equilibrio ruso. Este último va a coger más responsabilidad debido a la baja de última hora de Roman Shirokov, que era un fijo en el centro del campo.

En ataque, Rusia tiene jugadores con los que puede crear peligro a cualquier selección: Alan Dzagoev, Alexander Kokorin, Kerzhakov, Zhirkov o Samedov. Puede que no sean jugadores muy conocidos internacionalmente, pero tienen el perfil que busca Capello. Atacantes rápidos y habilidosos con los que poder contraatacar.

Rusia esta encuadrada en el grupo H junto a Bélgica, Argelia y Corea del Sur. Es una selección que esta bajo las ordenes de un perro viejo, la auténtica estrella del combinado ruso y que tiene grandes opciones de hacer un buen papel en este torneo.

Rusia jugará el torneo bajo las ordenes de su estrella y general: Fabio Capello
Comentarios