Rüdiger y Tchouaméni chocan con el peso de la camiseta

Aurélien Tchouameni, mediocampista del Real Madrid... realmadrid.com
Aurélien Tchouaméni, mediocampista del Real Madrid. / realmadrid.com

Los refuerzos del Real Madrid no aprobaron en su debut como titulares. Esa realidad les da la bienvenida a la casa blanca y los obliga a asumir el rol de suplentes que no tenían antes.

Rüdiger y Tchouaméni chocan con el peso de la camiseta

¿Era el momento de rotar? El técnico del Real Madrid, el italiano Carlo Ancelotti, decidió dar la titularidad a sus dos refuerzos en el primer partido de la temporada en LaLiga y ambos salieron con más dudas que certeza. Antonio Rüdiger tuvo responsabilidad directa en el 1-0 en el minuto 6’ y Tchouaméni tuvo un par de malas entregas que casi terminan en gol del rival.

El plantel del Madrid venía de una larga pretemporada y una intensa final de Supercopa de Europa con viaje desde Finlandia incluido. Tras el infirme físico el técnico Ancelotti decidió rotar para darle descanso a Militao, Alaba, Casemiro y Modric, y envió a la cancha a dos de sus refuerzos.

Rüdiger, de 29 años, viene de jugar 54 partidos con el Chelsea FC. Fue titular, indiscutible en todo su proceso y fue clave en el triplete conseguido por el club en la temporada 2020/21. Es internacional con Alemania y fijo en la zaga para el Mundial de Qatar.

Era evidente que el teutón no venía a Madrid para ser suplente. Mucho menos de Militao (23) y Nacho (32). En el papel Rüdiger es el segundo central, solo por detrás de David Alaba. Sin embargo, debía ganarse el puesto y por eso, entendió el técnico que tenía que darle con urgencia los minutos adecuados.

El problema fue que el UD Almería sorprendió con un gol al minuto 6’ y Rüdiger quedó señalado al pedir fuera de juego y no poder alcanzar al delantero belga Largie Ramazani (21) quien lo dejó pintado con un sprint de 25 metros. Tras esta escapada disparó cruzado y batió a Thibaut Courtois.

¿Falta de time, exceso de confianza, falta de reacción o lentitud en la carrera? Realmente no queda claro. Lo que si fue evidente es que ese gol le cambió el guion al compromiso, sobre todo porque le dio alas a un rival que se olvidó del balón y jugó al contragolpe.

Tchouaméni (23), por su parte, viene de ser titular en 50 partidos con el AS Mónaco y en 2021 debitó con la selección de Francia. Lo convencieron de venir porque iba a tener minuto y el domingo ante el Almería tuvo sus primeros 90’ como titular. Es verdad que no mostró la influencia en el juego y estuvo lejos de las expectativas, pero tampoco defraudó. Solo un par de malas entregas empañaron su debut como titular.

Quedo claro, no obstante, que está por detrás de Casemiro por lo que debe asumir el rol de suplente y poco a poco ir recortando las distancias. Digamos que el primer rival de Tchouaméni es él mismo. @mundiario

Rüdiger y Tchouaméni chocan con el peso de la camiseta
Comentarios