Rubiales cuestiona la Superliga, pero quiere revolucionar LaLiga

Luis Rubiales, presidente de la RFEF y Javier Tebas, presidente de LaLiga. / Archivo Mundiario
Luis Rubiales, presidente de la RFEF y Javier Tebas, presidente de LaLiga. / Archivo Mundiario
El presidente de la RFEF informó que propondrá un cambio al formato actual de la Primera División del fútbol español, con argumentos muy parecidos a los planteados en la Superliga.
Rubiales cuestiona la Superliga, pero quiere revolucionar LaLiga

¿Qué se trae Rubiales? El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales asistió al llamado desayuno de Europa Press, donde conversó de diversos temas relacionados con su gestión, el fútbol masculino y femenino, algunos cambios que ha realizado en las distintas divisiones del balompié español, así como la Copa del Rey y la Supercopa de España, pero lo que más llamó la atención fue su intención de hacer una cambio en LaLiga, específicamente en Primera División. 

Primeramente sorprendió su intención de "dialogar" con Javier Tebas, presidente de LaLiga, ya que es más que evidente que entre ambos existe una "guerra de poder" o como dicen por allí: ambos compiten por ver quién la tiene más grande. Sin embargo, Rubiales se mostró cordial y respetuoso en su intención. 

"En los próximos días voy a invitar a Javier Tebas para sentarnos e intentar cambiar el formato de la actual Liga. Hemos cambiado el formato de muchas competiciones y el resultado está ahí. Es necesario minorar los días que ocupan en el calendario. Con respeto hay que proponer que haya menos días, pero haya más espectáculo. Hay que inventar y captar la atención de los más jóvenes con emoción. LaLiga ha estado con inmovilismo. Si cambiamos el formato lo tenemos que hacer por unanimidad, no que uno se lo imponga al otro", fueron las palabras de Rubiales.

Pero lo que más generó ruido y hasta suspicacia fue su interés por hacer el fútbol mas atractivo e interesante para los jóvenes, y aquí me detengo y hago énfasis, porque creo que esta frase nos recuerda un poco a los argumentos que presentó Florentino Pérez cuando intentó explicar de que trataba la "Superliga".

"Vamos a proponer que haya sedes neutrales en partidos de Liga. Que serían menos jornadas, que generarían más ingresos. Se podría estudiar el partido de Miami. Los equipos podrían jugar dentro y fuera. Se puede estudiar. Ahora no es viable jugar en sede neutral, todos juegan en casa y fuera los mismos partidos y sería desvirtuar la competición. Hay que moverse. Los chavales y chavalas vienen con inquietudes diferentes a las de hace 30 años. Hay que ver si LaLiga quiere hablar", continuó Rubiales en la misma línea. 

Menos partidos, menos equipos

Hay muchos elementos para analizar en relación a esta propuesta del presidente de la RFEF, uno de ellos es su propuesta de reducir el calendario y por ende que los partidos sean menos tediosos, pero si se toma en cuenta el formato de competición del resto de las ligas europeas, todas se juegan en formato de ida y vuelta, con la diferencia que algunas tienen menos equipos, tanto en Primera como en Segunda División, como es el caso de la Liga NOS de Portugal o la Bundesliga Alemana por citar dos de las más conocidas. 

O sea, la propuesta de Luis Rubiales no es descabellada, pero quizás se podrían dar algunos pasos precisamente con la reducción de equipos, es decir,  en vez de 20 se podría llevar a 18 o 16, manteniendo el formato de ascenso y descenso, pero sin duda que si quieres aligerar el calendario debes reducir la cantidad de equipos y por ende se reduce la cantidad de partidos. Ya en Francia están evaluando esa posibilidad. 

Los encuentros fuera de casa, ya quedó claro que mientras el formato sea de ida y vuelta no es viable realizar partidos oficiales de una liga fuera de su territorio, la FIFA no lo avala y además le quita el derecho a un club de jugar frente a su público, además perjudica a los clubes con las ventas de sus llamados abonos de temporada. 

No a la Superliga

Yo insisto en que esta propuesta de Rubiales se parece un poco a la ya planteada por los clubes fundadores de la llamada "Superliga", encabezada por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, que aún cuenta con el apoyo del FC Barcelona y su presidente Joan Laporta y la Juventus de Turín con Andrea Agnelli a la cabeza.

Es decir, hay que revolucionar el fútbol y hacerlo más atractivo, esa es la premisa de la "Superliga", entre otras tantas, pero lo atractivo pasa por darle mayor proyección a los llamados equipos grandes o clubes más consagrados, mientras que los más modestos o más chicos perderían atención, o es que acaso no es lucrativo dentro y fuera de España un Clásico Real Madrid - Barcelona por citar un ejemplo. 

Por supuesto, Rubiales se ha mostrado crítico en torno a la "Superliga", porque según él, esta idea se presentó de manera impositiva, claro está, su propuesta resulta más "democrática", pero desde mi perspectiva y mi punto de vista, donde está el beneficio para todos los clubes españoles, para esos equipos que luchan cada temporada por ascender, otros por conservar la categoría, otros con seguir creciendo y sorprendiendo. 

Llama la atención la opinión de Rubiales y la "Superliga": "No me quedo con la palabra sanción, sino que quiero una solución. Trabajo para ello. Lo he hablado con Madrid, Barcelona y Atlético. Tenemos que estar en UEFA y acudir a la meritocracia deportiva. El camino no es el adecuado. Hay que transmitir con respeto y defender con fuerza en lo que se cree. Yo estoy con UEFA. Pero hay que crear una atmósfera de concordia. Tenemos que rebajar todos y buscar soluciones. Ese no es el camino, solo se puede dentro de los órganos del fútbol".

Es fácil mostrarse a favor de seguir los canales regulares, el respeto al ente federativo y al fútbol, pero reitero, aunque su propuesta no deja de ser llamativa y también revolucionaria, no dejaría de ser excluyente. Por supuesto, muchos pensarán que nos estamos adelantado, además no hay que olvidar que para que ocurra un cambio en LaLiga debe pasar por la aprobación de su directiva y demás miembros, encabezados y representados por Javier Tebas y la realidad es que por el momento el mandamás del fútbol profesional español no está dispuesto a escuchar ninguna propuesta que venga de la RFEF. 

De hecho, LaLiga no tardó en emitir un comunicado tras las palabras de Rubiales:

"LaLiga no se planteará un cambio de formato de competición de ninguna de sus categorías. El modelo actual, su estructura, sus días de competición, sus horarios, etc., ha sido todo un éxito durante los últimos años.

Entre otros muchos logros ha conseguido: un aumento de espectadores en los estadios de más de un 20%; un crecimiento de nuestros derechos audiovisuales nacionales e internacionales de forma exponencial, entre los que destaca el último acuerdo con ESPN en Estados Unidos; una estabilidad económica que ha permitido ser la única competición de las grandes ligas con resultado neto positivo en la primera temporada del Covid; etc.

Por todo ello, sería una irresponsabilidad cualquier modificación del actual formato o su mero planteamiento. Y generaría una incertidumbre además sobre otros deportes y el fútbol no profesional, a los que LaLiga aporta 125 mill euros por temporada.

Desde LaLiga estamos dispuestos a dialogar con la RFEF de diversos temas para mejorar el fútbol como la mejora del VAR, que ya hemos propuesto hace días, la coordinación con la nueva categoría 1ª RFEF (previa al fútbol profesional), una estrategia común contra la Superliga Europea, etc".

Está más que claro que Tebas no escuchará ninguna propuesta de Rubiales, porque al fin y al cabo, entre ellos hay una guerra declarada... hasta tanto no se termine de resolver el gran debate: ¿Quién la tiene más grande? @mundiario

Rubiales cuestiona la Superliga, pero quiere revolucionar LaLiga
Comentarios