Ronald Koeman hace sus maletas con cada declaración

Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona. @BlazquezFont
Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona. / @BlazquezFont

El holandés pasó del “esto es lo que hay” al “no puedo jugar al tiki-taka”, declaraciones que son como gasolina en medio de un incendio que podría derivar en su destitución.

Ronald Koeman hace sus maletas con cada declaración

Hace falta una revolución. El técnico del FC Barcelona, el holandés Ronald Koeman, expone en cada declaración la crisis institucional y deja muy mal parada a una directiva que tomó a la ligera la era post-Messi. El “esto es lo que hay” tras la derrota de 0-3 ante el Bayern y el “no puedo jugar al tiki-taka” luego del empate 1-1- ante el Granada ya son tomadas como frases de despedida.

El empate al 90´ante su afición no es más que un nuevo capítulo en una historia que parece tener un solo final: La salida del técnico Ronald Koeman. El club inició con el pie izquierdo un rally de tres compromisos en seis días antes de visitar al Benfica en la segunda jornada de Champions. En las casas de los más acérrimos culés apuestan 0 a 100 a que el estratega holandés no llegará al choque con los lusos.

El Barça es séptimo en LaLiga con ocho puntos de 12 posibles, producto de dos empates y dos victorias, y tiene en agenda al Cádiz, el próximo jueves y al Levante el domingo, dos equipos incomodos que podrían generar un terremoto institucional. Para muchos, pase lo que pase el técnico ya está sentenciado.

NO SE PUEDE JUGAR AL TIKI-TAKA

En una semana el técnico de 58 años ha dejado frases que quedarán para la historia. Pasó del “esto es lo que hay” en la derrota de 0-3 ante el Bayern por Champions al “no se puede jugar al tiki-taka” tras el empate ante el Granada.

Estamos en presencia de una literal guerra fría que tarde o temprano terminará perdiendo. Koeman no se siente respaldado por la directiva que preside Joan Laporta y sabe que un sector de la misma quiere su cabeza. Por eso no le importa exponer las miserias del armado del plantel y cantar a los cuatro vientos las debilidades en cada uno de los frentes. Es una sinceridad digna de una personalidad de hierro conseguida como defensa central de la alta competencia,

El FC Barcelona que viene de marcar una tendencia a nivel mundial con un juego de posesión, toque y ataque feroz terminó este lunes lanzando balones al área de forma arcaica. Fue como retroceder 30 años en el tiempo y verlo cabecear al mismo Koeman.

Piqué y Araújo, defensas centrales del FC Barcelona. fcbarcelona.esPiqué y Araújo, defensa centrales del FC Barcelona. / @fcbarcelona.es

"Es verdad que hemos cambiado nuestro estilo, pero es lo que requería el partido… Nos faltaban atacantes desequilibrantes y por eso he hecho este cambio de jugar tanto por fuera y centrar buscando la gente que va bien por arriba”, comentó el estratega en la rueda de prensa.

¿Se reconoce con este juego?, le preguntaron luego. “Es fácil de contestar. Como voy a jugar al tiki-taki (sic) si no hay espacios. Mira la convocatoria. No tengo jugadores de uno contra uno o velocidad. La gente no puede estar descontenta por la actitud del equipo”, respondió el estratega.

Las declaraciones de Koeman son verdades gigantescas. Es cierto que actualmente no cuenta con Ansu Fati, Dembélé o Sergio Kun Agüero. Martin Braithwaite pasará por el quirófano y otros de buen pie como Pedri y Jordi Alba están en la enfermería sin fecha de regreso. No hay poder de fuego en ataque, pero lo que la afición no perdona es la falta de identidad en el juego y la sinceridad como excusa. A veces hace falta algo de diplomacia.  @mundiario

Ronald Koeman hace sus maletas con cada declaración
Comentarios