Romario considera que el fútbol brasileño es tercermundista, como el país

Romario
Romario

En una entrevista concedida a O Globo, Romario no se mordió la lengua y habló muy claro sobre lo que piensa de la situación actual del fútbol brasileño.

Romario considera que el fútbol brasileño es tercermundista, como el país

En una entrevista concedida a O Globo, el exfutbolista y actual senador Romario afirmó, refiriéndose al vergónzoso 1-7 que Brasil encajó contra Alemania en la última Copa del Mundo, que "fue una situación humillante (la goleada) que quedará marcada en la historia y no olvidaremos. Pero si pensamos en los problemas de nuestro fútbol, Alemania hizo pocos goles".

Romario ha sido elegido recientemente senador en Río de Janeiro consiguiendo un número recorde de votos, y una de sus prioridades será resolver los problemas que han llevado al fútol brasileño al descrétido actual. Así, citó como los principales males la corrupción de los clubes y de los organismos federativos, la falta de profesionalismo, la falta de transparencia, el enriquecimiento ilícito de muchos, el desconocimiento de los dirigentes en relación a las necesidades del fútbol, un calendario pésimo, una mala calidad de fútbol y la falta de grandes jugadores en el país.

En sus declaraciones no se mordió la lengua y acuso a su país con un tajante "Brasil, infelizmente, no tiene moral en el mundo del fútbol para revertir eso. Espero que surjan otros dirigentes, pensantes, interesantes, profesionales, serios, competentes, que puedan ayudar a Brasil porque, tal como la situación está, no vamos a ningún lado".

Según el campeón del mundo en Estados Unidos 1994, "¿Brasil no es considerado un país del tercer mundo? Pues nuestro fútbol también es de tercer mundo. Estamos lejos de ser lo que fuimos en el pasado. Es claro que aún tenemos los nombres de Pelé, Romario y Ronaldo. Antes los de Garrincha y Didi, y hoy el de Neymar. Pero fuera de eso, no tenemos nada".

Entre sus prioridades y desde su puesto de senador pretende que el Congreso abra una investigación para verificar la corrupción de los dirigentes del fútbol y para promover una transformación en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Romario considera que el fútbol brasileño es tercermundista, como el país
Comentarios