¿Rodrygo podría ser el un reemplazo permanente para Karim Benzema?

Rodrygo Goes, jugador del Real Madrid. / @rodrygogoes
Rodrygo Goes, jugador del Real Madrid. / @rodrygogoes
Rodrygo ha asumido la responsabilidad como sucesor temporal de Benzema con éxito. El brasileño tiene 3 goles en LaLiga y en general totaliza 21 como madridista en 115 encuentros. 
¿Rodrygo podría ser el un reemplazo permanente para Karim Benzema?

La lesión de Karim Benzema ha supuesto un ligero contratiempo para Carlo Ancelotti, porque el Real Madrid se ha visto privado de su mejor futbolista en los últimos años, Jugador Más Valioso de la Champions League y el candidato más firme para ganar el Balón de Oro. Ante este panorama el estratega italiano ha decidido echar mano primero de Eden Hazard y después de Rodrygo Goes, aunque al final el brasileño se ha impuesto y con él también han continuado los buenos resultados, como la más reciente victoria en el Cívitas Metropolitano 1-2 sobre el Atlético de Madrid. Con Rodrygo de 9 o falso nueve quizás alguno se podía quejar sobre el físico del sudamericano, un menudo atacante que exhibe menos altura y músculo que Benzema o de otro gran delantero que está de moda y cuya efectividad está fuera de toda duda.

Erling Haaland cumple con el estereotipo de tanque gracias a su 1.94 de estatura y 88 kilos de peso, que lo coloca más en la órbita de un jugador de la NBA o de la NFL, que de una estrella del balompié. El internacional de la canarinha es evidentemente muy inferior en el aspecto físico, porque exhibe 1.74 de altura y 64 kilos, pero su perfil no dista mucho de algunas de las más importantes figuras madridistas asociadas con el gol en el pasado.

Dos de los más importantes artistas de este arte fueron Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskás. El hispano argentino es considerado el mejor jugador en 120 años de historia de la institución y amparándose en su genio y virtuosismo alcanzó 308 goles, los cuales alcanzó en el período comprendido entre 1953 al año 1964, un tiempo en el cual le sacó provecho a su 1.78 de estatura. En cuanto al húngaro, desde que llegó al Madrid 1958 hasta 1967 fue partícipe de los grandes triunfos merengues a través del cañón que tenía en su zurda, que le sirvió para perforar las redes en 242 ocasiones.

Los años setenta, ochenta y la Séptima

Carlos Santillana es buen ejemplo de ello. El español surgió como uno de los mejores jugadores nacionales de los años setenta y ochenta distinguiéndose como un excelso cabeceador a pesar de medir 1.75. En total el cántabro metió 290 goles entre todas las competiciones entre 1971 hasta 1988, que lo colocan en el quinto puesto entre los máximos goleadores merengues de todos los tiempos.

Otro gran maestro del gol fue Hugo Sánchez. El mexicano fue un especialista del área, que fue capaz de llevarse 5 Trofeos Pichichi como máximo cañonero del campeonato de liga (4 con el Madrid). Su 1.74 fue más que suficiente para otorgarle al "Manito" el estatus como uno de los atacantes más letales de todos los tiempos. Desde 1985 hasta 1982 marcó 208 tantos.

Un poco más arriba, concretamente en la tercera posición está Raúl González Blanco. El mítico 7 fue el sinónimo del gol hasta la aparición de Cristiano Ronaldo y de Benzema, porque logró sumar 323 dianas. Su 1.80 de estatura fue suficiente para marcar una época en el ataque merengue, que recuperó la Copa de Europa para el Santiago Bernabéu tras 31 años de sequía.

Menciones honoríficas

Francisco Gento no fue un nueve, pero se destacó como un prolífico atacante que tenía facilidad para anotar como puntero izquierdo. El seis veces Campeón de Europa defendió al club desde 1953 hasta 1971, una etapa que se saldó con 182 goles oficiales. La Galerna del Cantábrico medía 1.71.

Otro brillante miembro del club de los máximos realizadores del Madrid es José Martínez Sánchez, mejor conocido como Pirri.  El ceutí tampoco era un centro delantero, es más tampoco era un atacante porque destacaba como centrocampista y líbero, pero aún así se encargó de 172 tantos durante su brillante carrera que transcurrió entre 1964 hasta 1980, ¿Su altura? 1.76.

Finalmente está Emilio Butragueño. El hombre que le dio el nombre a la Quinta del Buitre se encuentra en la décima posición de los máximos artilleros de todos los tiempos. Entre 1985 a 1995 el antiguo canterano totalizó 171 goles. El menudo delantero causaba terror entre las defensas, aunque su estatura es de 1.70.@mundiario

¿Rodrygo podría ser el un reemplazo permanente para Karim Benzema?
Comentarios