Buscar

MUNDIARIO

River Plate, eliminado de la Sudamericana, sólo piensa en el Mundial de clubes

El equipo de Marcelo Muñeco Gallardo empató 2-2 de visitante frente a Huracán y quedó eliminado en las semifinales de la Copa Sudamericana. Nuevo análisis de este especialista deportivo.

River Plate, eliminado de la Sudamericana, sólo piensa en el Mundial de clubes
El festejo de los jugadores de River, campeón en la Libertadores.
El festejo de los jugadores de River, campeón en la Libertadores.

Felipe Larrea

Analista deportivo.

El equipo de Marcelo Muñeco Gallardo empató 2-2 de visitante frente a Huracán y quedó eliminado en las semifinales de la Copa Sudamericana. Los goles por parte de Huracán, equipo también de Buenos Aires, los marcaron Ramón Abila y Patricio Toranzo. Mientras tanto, para River descontó con un doblete Rodrigo Mora. En el partido de ida Huracán había ganado 1-0 en el estadio Monumental, lo que terminó siendo clave para la clasificación a la primera final por torneo internacional en la historia del club. Jugará frente a Independiente Santa Fe de Bogotá.

River está cansado, agotado mentalmente. Los jugadores, al saber que en menos de un mes se juegan el torneo, quizá, más importante de sus vidas, el mundial de clubes, los fatiga en la cabeza y, por qué no, en su rendimiento. Más aun sabiendo que, piezas fundamentales en el juego del equipo como lo son el uruguayo Carlos Sánchez y el argentino Matías Krannevitter, quienes dejan el club después de diciembre, sin duda están con el pensamiento en otro lado. Sus destinos: Monterrey de México y Atlético de Madrid respectivamente.

Pero a este River de Gallardo no hay cómo recriminarle nada. En menos de dos años, ante la llegada de su nuevo DT, ganó la Copa Libertadores, Sudamericana, Recopa, Suruga Bank. No es poca cosa. Ha tenido una temporada muy cargada, en la que si bien fue regular, fue decayendo a medida que pasó el tiempo. Jugar miércoles, domingo y otra vez miércoles, más los viajes (uno a Japón), incluida la presión de su gente, le pasó factura al plantel. 

No hay dudas de que la cabeza del jugador, en su más íntimo pensamiento, está en Japón desde hace mucho tiempo, y no es para menos. Saber que tienen la chance, en caso de pasar semifinales, de jugar nada más y nada menos que contra el Barcelona, los hace pensar que están ante la oportunidad de sus vidas. River tiene muchos jugadores jóvenes, los cuales, son conscientes, y por qué no los grandes también, de que si tienen un buen mundial de clubes, se puede ver reflejado en sus futuros, siendo tal vez, transferidos a europa o a cualquier equipo del extranjero.

Todo se une en la cabeza del jugador en éstos momentos. Además de la motivación, que por supuesto está indiscutiblemente presente, está el temor, mucho temor a lesionarse. Aunque muy reacios a decirlo, los jugadores sienten miedo y saben que ante una lesión, por más leve que sea, los deja alejados de ser parte de lo que para la mayoría es el sueño de sus vidas.

Y a quién no le va a motivar el hecho de que puedas tener el privilegio, porque no se lo puede decir de otra manera, o quizás sí, el honor de jugar contra el Barcelona. Porque una vez que arranca el partido, todas las predicciones se esfuman y son once contra once en la cancha. No por nada los equipos sudamericanos han dado muestras de carácter al enfrentarse a los todopoderosos europeos. Recordemos aquella victoria de Boca Juniors en el año 2000 frente al Madrid. La dignísima actuación de Liga de Quito frente al Manchester Utd. en el 2008, así como también el partidazo que jugó Estudiantes de La Plata frente a el Barcelona precisamente, en el 2009.

El mundial de clubes se va a disputar entre el 10 y el 20 de diciembre en Japón, falta nada. Mucha expectativa, muchos condimentos especiales y mucha ilusión del mundo fútbol al estar frente a la chance de tener una finalísima entre el mejor de Sudamérica en éstos momentos, como lo es River Plate y el mejor de Europa, lejos, el Barcelona.