Riazor le pide a su gran ídolo que se quede: ¿qué ocurrirá con Lucas Pérez?

Lucas Pérez, la estrella del Deportivo de La Coruña. / RCD
Lucas Pérez, la estrella del Deportivo de La Coruña. / RCD
Durante el partido contra el Real Unión, el público coreó el nombre del delantero y le pidió que se quedara para la nueva aventura en Segunda.
Riazor le pide a su gran ídolo que se quede: ¿qué ocurrirá con Lucas Pérez?

No ha habido un día tranquilo para el Deportivo desde que lograron el ascenso a Segunda División. Apenas celebrada la gesta, surgió un conflicto con el Concello por la cesión de Riazor, una disputa que se prolongará hasta encontrar una solución definitiva. Sin embargo, una bomba aún mayor estalló cuando Lucas Pérez expresó su descontento con el club, poniendo en duda su continuidad.

“En mi barco hay mucha gente”, declaró el delantero coruñés hace unos días, y Riazor dejó claro que su barco es también el de Lucas Pérez. El capitán fue ovacionado al salir del campo, con la afición coreando su nombre, pero el mensaje más contundente llegó durante las celebraciones del ascenso. Cuando fue su turno para la presentación, un cántico retumbó en el estadio: “Lucas se queda, Lucas no se va”.

Este clamor se produjo mientras toda la plantilla y el cuerpo técnico se rendían ante el 7, formando un pasillo en reconocimiento, un honor que no había sido concedido a los demás jugadores. Pero la hinchada no se detuvo ahí. Asegurándose de que el mensaje llegara a quienes toman las decisiones en el club, los aficionados blanquiazules volvieron a gritar con fuerza: “Lucas se queda, Lucas no se va”.

La situación de Lucas Pérez se ha convertido en un foco de tensión en el Deportivo, y su futuro en el club está en el aire. Mientras tanto, la afición ha dejado clara su postura, apoyando incondicionalmente al delantero y esperando que el club escuche sus demandas. El desenlace de este conflicto será crucial para la estabilidad del equipo en su regreso a la Segunda División.

¿Qué es lo que piensa Lucas?

El de Monelos, conocido por su pasión y entrega en el campo, ha dejado claro en numerosas ocasiones que se siente muy feliz en su casa, A Coruña. Lucas Pérez ha manifestado repetidamente su intención de continuar vistiendo la camiseta blanquiazul, destacando su amor por el club y la ciudad que lo vio crecer como futbolista. Sin embargo, su lealtad no es incondicional; el delantero también exige ser escuchado por la directiva.

“Quiero que me escuchen”, ha dicho, subrayando la importancia de que sus opiniones y preocupaciones sean tenidas en cuenta en las decisiones del club. Lucas no solo quiere ser parte del equipo dentro del campo, sino también influir en su futuro y en el de la entidad.

Mientras la directiva del Deportivo se toma su tiempo para evaluar la situación y decidir los pasos a seguir, la postura de la afición es clara. Riazor ha dejado patente su apoyo inquebrantable a Lucas Pérez, convirtiendo cada partido y cada celebración en un clamor a favor de su continuidad. La voz del estadio, con miles de seguidores coreando su nombre y pidiendo que se quede, resuena con fuerza en los despachos del club.

La directiva ya sabe lo que Riazor piensa: Lucas es un pilar fundamental no solo en el terreno de juego, sino también en el corazón de los aficionados. Ahora, la pelota está en el tejado del club, que debe decidir si escuchar a su estrella y a su hinchada, o arriesgarse a perder a uno de sus mayores ídolos. @mundiario

Comentarios