El Real Madrid todavía no encuentra su pócima mágica para erradicar el éxito culé

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. / RR SS
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. / RRSS

Ni gastar cantidades exageradas de dinero en jugadores ni la llegada de Zidane han podido resolver los problemas del Real Madrid y salvar su pésimo rendimiento esta temporada.

El Real Madrid todavía no encuentra su pócima mágica para erradicar el éxito culé

Antes de hablar sobre esto, quiero retroceder al Madrid del 2008, cuando el Real Madrid ganaba su segunda liga consecutiva. Si no tenía una plantilla tan cara y de lujo, tenía un grupo que trabajaba cubriendo todas las posiciones. Disponía en la defensa con Ramos y Cannavaro, el medio campo dirigido por Wesley Sneijder, Baptista y Diarra, y en la delantera un killer como Nisterlooy.

Con la llegada de Florentino, intentando apalear el éxito del Barcelona, el Real Madrid ha tenido un desfile de futbolistas, han llegado y salido varios jugadores que se consideraban promesas para regresar a la gloria de los años 50; y la mayoría han resultado ser fiascos, gastando una gran cantidad de plata en donde casi 330 millones de euros están repartidos en Cristiano, Bale, Kaká y James, con los que solo han llegado a ganar menos de 10 títulos del 2009 a la actualidad.

¿Quién tiene la culpa de verdad? Es mi pregunta. Muchos le echan la culpa a Florentino, otros a los jugadores y los mas perdidos regresan a la teoría del Villarato. Y no se dan cuenta de los errores que ha cometido la directiva, principalmente el dejar marchar a jugadores clave que eran vitales para el equipo. En el tiempo de los Galácticos el peor error que pudieron haber cometido fue dejar ir a Makelele, ya que el mediocampista francés era el engranaje principal que hacía brillar a Zidane, Figo y Ronaldo. Tras la décima el mayor error fue haber dejado ir a Di María, porque sin duda el jugador argentino fue el artífice de todo aquel éxito, ayudando a que brillaran Cristiano y Bale; y fue irse y conseguir el Barça su segundo triplete.

Ahora con la improvisación de Zidane y la falsa ilusión que le dio a algunos merengones, se van a pique con la vuelta a la realidad que les dieron los pupilos del Cholo Simeone. Zizou solo aprovechó las cosas buenas de Ancelotti y ha dependido de las individualidades de los jugadores, careciendo de estrategia en adversidades como las que se presentaron en el derby madrileño. Además no ha sabido afrontar ausencias – se ha visto con la de Marcelo - , e Isco, James y Cristiano no logran enchufarse y el aficionado blanco se desespera. Además, todo ha estallado con las duras declaraciones de Cristiano Ronaldo sobre sus compañeros ante los medios de comunicación, donde queda evidenciado lo que se hablaba en algunos lados sobre que “El vestuario blanco era un polvorín”. Ahora le han prendido fuego y veremos hasta donde abarca.

Ni el éxito de los años 50, ni la quinta del Buitre y ni los Galácticos salvarán a este Madrid y poco a poco se va borrando la leyenda.

Con todo lo que está pasando en la casa blanca, la Quinta del Buitre, Los Galacticos o los años 50 - que forjaron la leyenda blanca - han quedado en el pasado y ni la Champions del 2014, ni la liga del 2012 ni la Copa del Rey del 2011 han sanado las heridas del madridismo; y más cuando esos tres títulos el FC Barcelona los ha ganado en el 2015 y en una misma temporada. Muchos todavía siguen aferrándose al pasado, que solo ha servido para ser un bálsamo temporal para intentar sanar las heridas que tienen actualmente; pero eso no gana títulos, y poco a poco se desmorona la leyenda blanca que se forjó antes. La triste realidad ahí está y pese a que algunos todavía pretendan vivir de lo que pasó antes y de cosas que solamente sus abuelitos les contaron, la triste realidad es que vivirán en algo que no pudieron disfrutar y amargándose la vida con el éxito del Barcelona esta temporada.

Y para concluir, ¿qué hará Florentino ante esta situación?, ¿qué podemos esperar ahora del Madrid?, preguntas que todo mundo se hace, ante las que ni los medios ni los fanáticos que defienden al equipo blanco tienen argumentos. Una muy dura realidad, ya que muchos esperan que por arte de magia el equipo se componga y en el cual ahora su mayor excusa es que solamente competirán en Champions y que la Copa del Rey y La Liga ya no importan.

Y finalizo con esto. Si el Real Madrid queda de forma temprana fuera de la Champions, ¿qué excusas pondrán estas personas que están cegadas por el fanatismo?. Lo único que les digo es que afortunadamente esta edición es cada año; pero nunca olvidaremos su reacción ya que muchos decían antes que con Florentino se arreglaba todo y otros hace un mes aseguraban que Zidane era la solución, era el nuevo Guardiola y era el mejor entrenador del mundo... sin haber dirigido al equipo en ningún partido. @patosamperio

El Real Madrid todavía no encuentra su pócima mágica para erradicar el éxito culé
Comentarios