Buscar

MUNDIARIO

El Real Madrid toca fondo a dos días del Clásico

A poco más de 48 horas restan para el duelo ante el Barça, los merengues demostraron ante el Shakhtar que no están a la altura de lo que se exige en Europa. La dolorosa derrota ante el equipo ucraniano deja muy mal parado a la escuadra madrileña con el Clásico a la vuelta de la esquina.

El Real Madrid toca fondo a dos días del Clásico
El Real Madrid toca fondo. / RR SS.
El Real Madrid toca fondo. / RR SS.

Las alarmas están encendidas en Concha Espina. El Real Madrid tocó fondo este miércoles en la derrota ante el Shakhtar Donetsk, en el que los merengues dejaron nuevamente una pésima imagen tras lo ocurrido en Cádiz el pasado fin de semana. Un duelo que ha puesto todos los focos en la capital, y es que a dos días del enfrentamiento ante el FC Barcelona, el equipo de Zidane no levanta cabeza. Va en picada, de hecho.

El conjunto ucraniano fue superior a su similar merengue en todos los sentidos. El Madrid apenas alcanzó a maquillar el resultado tras un 0-3 en la primera mitad que acabó por ser un ridículo histórico. Cuando los de Zidane recortaron distancias con esos dos goles en 5 minutos, todo indicaba que los blancos iban a remontar o había un aire de reacción, como mínimo. Pero una vez más, el físico no respondió.

"El equipo dio la sensación de no tener respuestas físicas en la primera parte, tampoco futbolísticas, ante un buen equipo pese a las bajas. Los dos goles de la segunda parte hacían augurar una reacción, pero volvieron los altibajos, como si el físico no respondiera", explicó el ex futbolista y comentarista de Movistar+, Jorge Valdano. "No sé si es un problema de confianza o de encontrar la velocidad de crucero futbolística que dio resultados la temporada pasada, con un equipo comprometido para sostener resultados por momentos cortos", agregó el ex jugador del Real Madrid.

El Clásico, a la vuelta de la esquina

Poco más de 48 hora restan para una nueva edición del Clásico del fútbol mundial, pero este Real Madrid demostró ante el Shakhtar Donetsk que no está a la altura de lo que se exige en Europa. La dolorosa derrota ante el equipo ucraniano deja muy mal parado a la escuadra madrileña con el Clásico a la vuelta de la esquina, en contraste con un Barça que viene de golear en su debut en Champions recuperando así las sensaciones del arranque de temporada.

Está claro que los dirigidos por Ronald Koeman llegan al Clásico en mejor estado de forma que el Madrid, tanto así que pueden aprovechar -y con casi toda seguridad lo harán- este considerable bajón anímico de los merengues producto de la derrota. Y es que todos los jugadores merengues decepcionaron. Ninguno estuvo a la altura, a excepción de un Vinícius que nuevamente volvió a ser lo más rescatable del conjunto blanco. El brasileño aportó chispa e hizo jugar al equipo con una marcha más. Pero no le bastó.


Quizás te puede interesar:

Sin embargo, los problemas de este Real Madrid van mucho más allá que los jugadores de renombre que pisen el terreno de juego. Ya estamos hablando del pobre tono físico, del bajo rendimiento, del deficiente funcionamiento colectivo, de la nula presión tras pérdida, de la fragilidad defensiva y de la alarmante falta de gol, por supuesto. Ante el Shakhtar, los blancos evidenciaron que son equipo falto de ideas que claramente no sabe a lo que juega, y esto es lo que más preocupa en Chamartín.

Zidane, el primer señalado

El entrenador francés ya fue señalado tras la derrota ante el Cádiz y lo ha vuelto a ser ante el ridículo histórico frente al equipo ucraniano. Pero la pobre autocrítica que hizo el entrenador merengue, que se responsabilizó por la caída y defendió a sus futbolistas, dejó mucho que desear: "Está claro que soy el responsable y tengo que buscar soluciones porque no puede pasar esto. Y es lo que voy a intentar hacer. Ellos están en el campo y no se merecen eso, son campeones y necesitan soluciones", explicó Zidane en rueda de prensa.

De esta manera, el Real Madrid se presenta en el Clásico con más dudas que certezas, con más incógnitas que soluciones. Quizás, lo más preocupante de este Madrid es su falta de gol desde la salida de Cristiano Ronaldo en el verano 2018. Es evidente que, con un Benzema que la campaña pasada disminuyó su aporte de cara a puerta, al conjunto merengue le falta un goleador. Jovic no es, de momento, la solución que pide a gritos este Real Madrid. @mundiario