El Real Madrid responde con autoridad en casa y queda a ley de uno

El Real Madrid toma la ventaja en la final de la Liga Endesa. / @RMBaloncesto
El Real Madrid toma la ventaja en la final de la Liga Endesa. / @RMBaloncesto
El conjunto merengue se impuso en el tercer partido de la final de la Liga ACB y toma la ventaja en la eliminatoria frente al quinteto catalán. Gabriel Deck el más destacado. 
El Real Madrid responde con autoridad en casa y queda a ley de uno

Contundencia y acierto fueron la clave de la victoria blanca. El Real Madrid se impuso con marcador de 81-66 al FC Barcelona en el tercer partido de la final de la Liga ACB, en partido disputado en el WiZink Center, donde los blancos hicieron valer su localía y de principio a fin dominaron el encuentro que los deja con ventaja de 2-1 frente a su archirrival y buscarán alzarse con un nuevo título en el cuarto encuentro. 

El quinteto merengue saltó al tabloncillo con la intención de no regalar espacios, de buscar la ventaja desde el inicio y evitar al máximo cualquier error, amén de contar con la imparcialidad de los árbitros, ya que en el segundo partido disputado en el Palau quedó en evidencia que la justicia solo se inclinó del lado blaugrana. 

Los rebotes ofensivos y algo de paciencia permitieron al quinteto merengue marcar el ritmo del juego, aunque no desaprovecharon los fallos de sus rivales que sumaron hasta 19 pérdidas de balón, una cifra que no perdona y el marcador lo evidencia. Los blancos finalizaron la primera parte con claro dominio en el electrónico de 46-39 y una clara sensación de ser superiores en ataque, aunque con muchos fallos en los tiros desde fuera de la pintura. 

El argentino Gabriel Deck se lució nuevamente como el mejor en el ataque blanco, el alero promedió 14 puntos en 25 minutos de partido, con 2 triples en cuatro intentos y 8 puntos en tiros de 2, también fue clave en defensa con 4 rebotes y una recuperación. Fabien Causeur fue el segundo máximo anotador del partido con 13 puntos en 20 minutos en cancha, tuvo un desempeño casi perfecto en tiros de 2 con 5 aciertos en 6 intentos, así como un triple en dos lanzamientos. 

Por supuesto tampoco hay que olvidarse del veterano Llull que fue determinante en el manejo y conducción del balón, además aportó con 10 puntos en 17 mintos, mientras que Guershon Yabusele sumó 8 unidades para la causa merengue y estuvo en cancha durante 31 minutos. El trabajo defensivo del quinteto de la capital española fue clave para frenar a un Barça que pecó de impresiso y que nunca pudo tener el control del encuentro. 

El propio entrenador del cojunto catalán, Saruna Jasikevicius reconoció que su equipo no estuvo a la altura:  "Otra vez hemos venido a jugar como si fuera un partido cualquiera. Lo siento. Hemos perdido muchas posesiones, 19, y no se puede así".

Por su parte el entrenador merengue, Chus Mateo, también dejó sus impresiones tras el final del partido:  “Queda lo más difícil y hay que acabar el trabajo. Hemos hecho un buen partido y defendido otra vez muy bien. Estamos atrás bastante sólidos, pero no nos podemos confiar contra el Barcelona porque tiene jugadores de un gran nivel. De un día para otro puede cambiar mucho. Tenemos que seguir en la misma línea y continuar controlando sus puntos fuertes”.

El técnico blanco agradeció el apoyo de los fanáticos y reiteró que ellos también son importantes para ganar el título: "Todos estamos muy cansados, pero tenemos que estar preparados para luchar al máximo. Si ponemos actitud, el público que llena el palacio no nos va a dejar perder”.

Este domingo a las 18:00 horas de España, el conjunto merengue buscará alzarse con un nuevo título en la Liga Endesa, amén que sería otro logro del histórico club blanco que quiere cerrar una temporada exitosa tras conquistar LaLiga y la Champions en fútbol y sumar otra corona en el baloncesto español, la ultima conquistada fue en la temporada 2018-2019. @mundiario

El Real Madrid responde con autoridad en casa y queda a ley de uno
Comentarios