El Real Madrid rescata una sufrida victoria ante el colista

Álvaro Odriozola, futbolista. / @realmadrid
Álvaro Odriozola, futbolista. / @realmadrid

Con poco y nada de fútbol, los merengues se llevaron los 3 puntos de El Alcoraz gracias a un solitorio gol de Bale, ante un Huesca que fue de menos a más y acorraló a los blancos en la segunda mitad. Los de Solari acabaron contra las cuerdas y pidiendo la hora.

El Real Madrid rescata una sufrida victoria ante el colista

El Real Madrid rescató una sufrida victoria 0-1 ante el Huesca, colista de LaLiga, pero dejando una imagen muy lejos de su mejor versión. Gracias a un solitario gol de Gareth Bale, de discreto partido, el conjunto merengue se llevó una victoria importante para seguir escalando posiciones en la tabla. Las sensaciones que dejó el equipo dirigido por Santiago Solari, eso sí, fueron realmente pobres, para nada en relación con lo que debería ser un tricampeón de Europa. Lamentable, hay que decirlo.

De más a menos y de menos a más. Así fue el partido del Real Madrid y del Huesca, respectivamente, un duelo que estuvo condicionado por el fuerte viento que sopló en El Alcoraz que provocó un juego marcado por las imprecisiones de ambos equipos ante las dificultades para controlar el esférico. La escuadra blanca, no obstante, tuvo el acierto y la fortuna de abrir el marcador temprano en el partido. Bale fue el encargado de adelantar a los merengues, al minuto 8, tras un centro de Odriozola que conectó sutilmente de zurda colocándola la poste lejano de Jovanovic.

Lejos de bajar los brazos, el Huesca respondió muy bien al tanto inicial del Madrid y, de hecho, los dirigidos por Francisco Rodríguez inquietaron a Courtois. La más peligrosa del conjunto oscense en la primera mitad llegó al minuto 17, tras un remate de Ávila dentro del área con dirección de arco que evitó el guardameta belga. 

En el complemento, la dinámica positiva del Huesca se mantuvo ante un Real Madrid que se confió del resultado y dio por sentenciado el partido antes de tiempo. Los locales fueron de menos a más y acorralaron a la visita en los primeros 20 minutos de la segunda parte, en los que se vio la mejor versión de los azulgranas secundados por el aliente de la grada que a puro pulmón coreaba "¡sí se puede, sí se puede!". 

Y el Huesca acarició el empate tras una acción en el minuto 47 de Gonzalo Melero. El ex canterano del Real Madrid falló insólitamente un cabezazo en el corazón del área que se marchó fuera por escasos centímetros. Las constantes llegadas del conjunto local incomodaron a un Madrid que apenas lograba desplegarse y que no tenía capacidad de respuesta. No fue sino hasta la entrada Isco (por Modric, de flojo partido) y el joven Valverde (por Ceballos), cuando los merengues pudieron retomar a duras penas el control del centro del campo.

Fue ahí cuando el Real Madrid reaccionó y tras un pase filtrado del malagueño a Bale, pudo volver a inquietar el arco de Jovanovic pero el galés falló en la definición del mano a mano. El Huesca empezó Los minutos finales fueron los más intensos del compromiso, en los que la casa blanca se llevó hasta tres sustos prácticamente seguidos. El primero, una ocasión clara de Cucho Hernández, que inexplicablemente echó la pelota fuera, y luego los dos saques de esquina en el agregado.

Los de Santiago Solari acabaron contra la cuerdas y pidiendo la hora ante el colista y finalmente se llevaron los tres puntos, pero nada más que eso. Los merengues rescataron una sufrida victoria que les vale para afianzarse en la cuarta plaza de la clasificación, a 5 puntos del FC Barcelona, líder en solitario tras golear al Espanyol en el derbi catalán. @mundiario

El Real Madrid rescata una sufrida victoria ante el colista
Comentarios