El Real Madrid juega con fuego en defensa

Nacho Fernández, pilar fundamental en el defensa blanca. realmadrid.com
Nacho Fernández, celebra su gran partido ante Alavés. / realmadrid.com

Nacho salió con buena nota en el 1-4 ante el Alavés, Militao es intermitente y Alaba será lateral izquierdo hasta que regresen Marcelo o Mendy. En la zaga central no hay variantes.

El Real Madrid juega con fuego en defensa

Busca equilibrio con lo que tiene. Al técnico Carlo Ancelotti le toca forjar una defensa con poco acero, tarea difícil tomando en cuenta que no están Sergio Ramos (PSG) y Raphael Varane (Manchester United) y que David Alaba debe jugar en el lateral izquierdo hasta que Mendy o Marcelo estén disponibles. Si alguno se lesiona no hay variantes.

Lo de Nacho Fernández es realmente destacable. El canterano de 31 años y 1.81 metros de estatura, no solo anotó el segundo gol del partido en la goleada de 1-4 ante el Alavés si no que estuvo sobrio en defensa. Ganó duelos individuales claves y estuvo fino en el juego aéreo, actuación que redondeó con un gol de oficio, tocó con el pie un centro al primer palo de Luka Modric, una jugada de laboratorio que salió perfecta. La idea era anotar de cabeza, pero el centro fue a media altura y vino bajando, y hasta ahí la fue a buscar.

“Es un jugador que tiene la capacidad de estar concentrado los 90 minutos. Siempre digo que hay dos tipos de defensas, los pesimistas y los optimistas. Y él es un defensa pesimista, porque siempre piensa que algo malo puede pasar y por eso siempre está concentrado los 90 minutos”, indicó Carlo Ancelotti sobre Nacho.

Nacho Fernández, entrena en el gimnasio. realmadrid.comNacho entrena en el gimnasio. / realmadrid.com 

Militao por su parte, no desencajó, pero tuvo una entrega corta y otra pifia de ubicación propias de un jugador de 23 años. El club ha decidido tenerle paciencia y tiene mucha razón. Pagó por él 50 millones de euros en 2019 al Oporto y ahora sin Ramos y Varane llegó la hora de soltarle la mano, es como cuando un hijo aprende a andar en bici, la única manera de que aprenda es sacarle las rueditas. Esta es la temporada en la que Militao sale sin rueditas y queda de su parte demostrar si está o no a altura del club.  Por eso es clave intercalarlo con David Alaba.


Quizás te pueda interesar 

Carlo Ancelotti muestra su clase A 


El lateral derecho, por otro lado, parece cubierto con la regularidad de Lucas Vázquez y la suplencia de Álvaro Odriozola. Alguien podrá decir que lo único que falta es un central más y tiene razón. El cuarto puesto lo tiene el canterano de 21 años Víctor Chust quien jugó con Zinedine Zidane tres partidos de LaLiga y uno de Copa del Rey.

El alemán Antonio Rüdiger, campeón de Liga de Campeones con el Chelsea, quedará libre en 2022 y el club ya lo tiene en agenda. El central tiene 28 años y ya suma 45 partidos con la selección teutona. Recibirlo a costo cero será un lujo. Pero hay que esperar.

A MEJORAR EL PROMEDIO

La temporada pasada el Real Madrid recibió 28 goles en 38 partidos de LaLiga, y fue la segunda mejor defensa por detrás del Atlético de Madrid que encajó 25. En Champions, no obstante, no estuvo tan fino. En la fase de grupos recibió nueve goles en seis partidos. En octavos de final recibió un solo tanto del Atalanta en dos partidos y cuartos limito al Liverpool a un solo gol. La debacle vino en semis cuando el Chelsea le hizo un gol para empata 1-1 en la ida y luego lo venció 0-2 en la vuelta.

En total entre Liga y Champions el club recibió 42 goles en 47 partidos, un promedio de 0.89 tantos cada 90 minutos. Un promedio que está obligado a bajar si quiere competir por los títulos.

Militao entrena en la ciudad deportiva. realmadrid.comMilitao arranca como titular en la zaga central. / realmadrid.com 

Ancelotti mostró en su primer partido que su esquema de base será el 4-3-3, es decir, un equipo ofensivo. El equilibrio no obstante es clave para el entrenador italiano que en su anterior etapa en el banquillo (Dos temporadas entre 2013 y 2015) logró tener un equipo goleador y una defensa de sólida. En su primera campaña su equipo anotó 160 goles y recibió 49 en 60 partidos jugados en todas las competiciones para un promedio de 0.81 goles recibidos cada 90 minutos.

En su segunda temporada el promedio aumentó a 0.91 tras recibir 54 en 59 compromisos. La tarea del entrenador será lograr que el equipo equilibre sus talentos en las diferentes zonas del campo. Hay defenderse con la pelota y sufrir en bloque cuando se tenga que retroceder.

El próximo compromiso será el domingo 22 de visita ante Levante otra buena oportunidad para confirmar la goleada del debut para darle recorrido a un equipo modelo. @mundiario  

El Real Madrid juega con fuego en defensa
Comentarios