El Real Madrid gana con apuros y se despide de pie

Karim Benzema, atacante del Real Madrid..... realmadrid.com
Karim Benzema, atacante del Real Madrid. / realmadrid.com

El equipo blanco venció 2-1 al Villarreal con goles en los últimos cinco minutos, pero la reacción alcanzó solo para resguardar el honor ya que el Atlético ganó y si título campeón.

El Real Madrid gana con apuros y se despide de pie

Con las manos vacías. Con goles de Karim Benzema (87’) y Luka Modric (90+2’) el Real Madrid venció 2-1 al Villarreal en el estadio Alfredo Di Stefano, pero no le alcanzó para retener el título ya que el Atlético de Madrid hizo lo propio y se coronó campeón con una victoria de 1-2 ante el Real Valladolid.

No era una jornada para improvisar así que el técnico Zinedine Zidane repitió el 4-3-3 con Odriozola y Gutiérrez como laterales, Fede Valverde en el lugar de Toni Kroos y Marco Asensio como extremo por la derecha. Los demás fueron los mismos y en el banco se quedaron los de mayor jerarquía Sergio Ramos y Marcelo. El que si llegó a tiempo fue Raphael Varane que fue titular junto a Militao.

Llegar a la última jornada con la opción de retener el título de LaLiga es meritorio. Un lujo tomando en cuenta las lesiones, el Covid-19 y lo corto de la plantilla. Se esperaba que desde el minuto uno el equipo blanco fuera un literal vendaval, un torbellino, Incluso los más aficionados imaginaron a un equipo pasado de revoluciones. Le habían dejado un postre en la mesa y había que ir por él como si se tratara de un tesoro.

Nada más lejos de la realidad. El primer tiempo el equipo merengue jugó y dejó jugar (50% de posesión) y fue anestesiado con un gol al minuto 19’ de Yeremy Pino quien aprovechó un mal despeje y un control a media para definir de puntera ante el cierre de Odriozola y el achique de Courtois.  

Vinícius Jr. no ganó un solo mano a mano en todo el partido. realmadrid.com

Vinícius Jr. no ganó un solo mano a mano en todo el partido. / realmadrid.com

Marcelo entreno en el segundo tiempo para darle movilidad al equipo. realmadrid.com

Marcelo entró en el segundo tiempo para darle mayor movilidad. / realmadrid.com 

Le costó mucho al Madrid encontrar sus circuitos. Se notó la ausencia de Toni Kroos y Fede Valverde estuvo lejos de su mejor versión, al igual que Asensio y Vinícius Jr. En ese contexto terminar 0-1 abajo en el primer tiempo fue más que justo, la mejor oportunidad fue un disparo de zurda de Benzema que se fue por encima.

Alguien tenía que decirle al grupo que el título estaba a la mano y en el segundo tiempo la actitud cambió en algo, pero no fue suficiente. Benzema (57’) anotó de cabeza al pase de Casemiro, pero el VAR intervino y lo anuló por una milimétrica posición adelantada.

Con el pasar del tiempo el equipo se fue diluyendo y quedó en evidencia. No hubo un plan de juego al cual apegarse. Los pocos desbordes fueros estériles y el medio campo está vez fue ineficiente en su labor de conectar con extremos y atacantes.  Los cambios confirmaron la teoría: Nacho, Marcelo, Rodrygo, Isco y Mariano Díaz, y todos al área.  

Justo cuando el partido se despedía Rodrygo, que estaba para ser titular, habilitó a Benzema y este la colocó en el ángulo de derecha al 87’ para el 1-1 que maquilló el compromiso.

Y al 90+2 Benzema centró el balón a Modric y el croata la bajó de pecho y le pego de zurda para que entrara gracia a un desvió de un defensa amarillo. Victoria maquillada de 2-1 con una reacción in extremis que no alcanzó para mucho. @mundiario  

El Real Madrid gana con apuros y se despide de pie
Comentarios