El Real Madrid evita el triunfalismo y sale a liquidar la serie

Benzema y Vinícius Jr. entrenan pensando en el Chelsea. realmadrid.con
Benzema y Vinícius Jr. entrenan pensando en el Chelsea. / realmadrid.com

El equipo blanco recibe en el Santiago Bernabéu a un Chelsea herido de muerte. El 1-3 parece suficiente, pero nada más peligroso que caer en triunfalismo a un paso de la semifinal.

El Real Madrid evita el triunfalismo y sale a liquidar la serie

A por todo. El Real Madrid recibe en el Santiago Bernabéu al Chelsea FC con la confianza de la gran victoria de 1-3 en Londres y con la convicción de haber encontrado la solvencia y regularidad suficiente como para aspirar al título. La plantilla evita el triunfalismo y sale hacer respetar su casa ante un rival engañoso que juega a la psicología inversa.

“La remontada es improbable, pero lo intentaremos”, contó el técnico Thomas Tuchel, actual campeón del torneo. Antes había dicho que la serie estaba liquidada. La estrategia es clara, su idea es darse por muerto, y salir a dar la sorpresa en condición de visitante. 

"Tengo una plantilla que conoce muy bien este tipo de partidos y que sabe lo que ha pasado y lo que puede pasar. No saldremos relajados y el estado de ánimo de hoy es de una plantilla feliz por jugar este partido porque es una oportunidad grande para llegar a semifinales de la Champions. Nos medimos a un rival muy fuerte y al que debemos tener mucho respeto y lo vamos a tener", analizó por su parte el técnico Carlo Ancelotti.

El Chelsea venció al Madrid el año pasado en una serie de 1-1 en la ida y 0-2 en la vuelta. Los blues se acomodan rápido a la condición de víctima. Le gusta sentirse inferior, para justificar un planteamiento cuya filosofía inicia con la defensa en bloque. La semana pasada en Londres tuvo el 55% de la posesión del balón, remató 20 veces al arco contrario, tuvo 90% de precisión en los pases y acumuló cinco tiros de esquina ante dos de su rival.

Thomas Tuchel, entrenador del Chelsea FC. / @adrenalina
Thomas Tuchel, entrenador del Chelsea FC. / @adrenalina

No fue inferior. Solo se descuidó en momentos claves y los blancos le hicieron pagar con goles sus siestas inexplicables. En todo caso, que nadie se confunda con el gran resultado de la ida. La serie está 1-3 y el Chelsea llegará con el cuchillo entre los dientes.  

Karim Benzema, entrena con sus compañeros. realmadrid.com
Karim Benzema, entrena con sus compañeros. / realmadrid.com

MODRIC EL EJE DEL MEDIOCAMPO

Carlo Ancelotti suma tres victorias al hilo tras la escandalosa derrota en el clásico. Además, en la última jornada (Victoria de 2-0 ante Getafe) le dio descanso a Luka Modric y Toni Kroos y sacó a Karim Benzema al minuto 75’. Mendy y Carvajal tampoco actuaron, mientras que Rodrygo volvió a la titularidad.

El equipo llega fresco en lo físico y claro de ideas. No hay excusas, salvo las bajas por sanción de Eder Militao y por lesión de Eden Hazard, Isco, Jesús Vallejo y Miguel Gutiérrez. El plantel está en su mejor momento futbolístico con un engranaje colectivo que inicia con el 4-3-3, muy flexible por la capacidad de Modric de convertirse en enganche.

 “Ya veremos la alineación. A nosotros nos gustaría hacer el mismo partido y el mismo planteamiento que en la ida, pero esperamos un rival que va a sacar lo mejor en este partido para intentar pasar la eliminatoria. Pensamos que ellos lo cambiarán porque no les salió bien y tenemos que estar preparados para todo. El Chelsea tiene mucha calidad y jugadores muy buenos. Estamos seguros de que jugarán mejor que en la ida y debemos estar preparados”, manifestó Ancelotti. @mundiario

El Real Madrid evita el triunfalismo y sale a liquidar la serie
Comentarios