Tres razones por las que Neymar Jr. sí podría abandonar el F.C. Barcelona

Neymar celebrando su triplete con el F.C. Barcelona.
Neymar celebrando su triplete con el F.C. Barcelona. / Twitter

Lo que empezó como uno de los tantos rumores de prensa se le ha convertido al Camp Nou en un auténtico temor.

Tres razones por las que Neymar Jr. sí podría abandonar el F.C. Barcelona

El F.C. Barcelona empieza a tomarse enserio las payasadas de Neymar Jr. y su padre, quien es el encargado de moverlo en los despachos de todos sus pretendientes. El delanterio brasileño está consciente de que el PSG de Francia está más que interesado en hacerse con sus servicios y, para disgusto de los aficionados azulgranas, el jugador no ha salido a desmentir nada, dejando la puerta abierta a una salida que cada vez es más posible.

Llegó a Cataluña en 2013 y desde el principio se convirtió en uno de los consentidos del Camp Nou. No obstante, tras cuatro años de buen fútbol y muchos títulos, el hambre de este jugador, ya sea deportiva o monetaria, no se ha saciado. ¿Por qué alguien que sin haber demostrado nada pasó a ganar más de lo que ganaban tótems que lo habían ganado todo? ¿Por qué alguien que ha ganado prácticamente todo con uno de los mejores equipos de hoy por hoy se iría a un equipo que a nivel internacional no es más que un equipo del montón? A continuación, tres posibles razones para la salida de Neymar:

1- Dinero, mucho dinero

Lo cierto es que el PSG nunca fue un equipo que intimidara a Europa. A sus jugadores siempre les han temblado las piernas en los partidos importantes y el 6-1 de los octavos de final del año pasado dejaron en evidencia a un club que se niega a tener más grandeza que la del dinero. Por eso, lo único en lo que realmente pueden destacar los del Parque de los Príncipes sobre los demás es la plata, y obviamente eso es lo primero que habrá llegado a los oídos de Ney, es decir, el sueldo que el jeque de los parisinos está dispuesto a pagarle con tal de que vista la camiseta de los suyos.

2- Más protagonismo

Pasan los años y Lionel Messi sigue siendo incombustible. El argentino no reciente los partidos, lesiones, decepciones ni presiones que ha encadenado a estas alturas de su carrera. Así, Ney sigue sin ocupar más que el segundo plano del gaucho, a quien eso sí ha cubierto en su ausencia. Como sea, a Neymar se la ha calificado como el próximo Balón de Oro pero a sus 25 años ya es hora de que deje de ser el segundo de Messi y pase a ser el primero, de lo contrario, pasarán dos o tres años antes de que tome el relevo definitivo y para entonces ya habrá otra joven promesa en camino de hacerse con el prestigioso título individual. En el PSG no hay jugadores de carácter (lo han dejado claro mil veces), por lo que Neymar se convertiría automáticamente en su líder espiritual y protagonista de las hazañas del equipo.

3- El nuevo Barcelona no ilusiona

Si bien Luis Enrique no era más que un técnico que dependía de la MSN para sobrevivir, lo cierto es que el asturiano tuvo un equipo mil veces mejor que el que se está cocinando a estas alturas. Josep María Bartomeu sigue sin fichar a algún jugador que ilusione a la afición y a los mismos jugadores. Messi, Suárez y Neymar siguen siendo un tridente letal, ni dudarlo, pero a sus espaldas estarán los mismos jugadores que quedaron muy en deuda al término del ejercicio anterior. Sin refuerzos y con muchos colegas empezando a demostrar que los años ya les pesan, el proyecto de Antonio Valverde no es precisamente inspirador. No es culpa del entrenador, pues tiene que cargar con el lastre dejado por Luis Enrique en forma de André Gomes, Arda Turán, Paco Alcácer y un largo etcétera, pero si este año alguno de los tres de arriba tiene un mal rato, las consecuencias serán para todos, como fue en los tres años del exentrenador del Celta de Vigo. Neymar no estará para aguantar la incompetencia de la directiva y buscará un equipo que esté comprometido con sus objetivos.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes.

 

Tres razones por las que Neymar Jr. sí podría abandonar el F.C. Barcelona
Comentarios