Buscar

MUNDIARIO

Rakitic tiñe de azulgrana el Clásico y deja al Madrid sin Liga

De la mano del croata, los azulgranas volvieron a asaltar el Bernabéu por segunda vez en la semana, esta vez, para dejar al equipo madrileño fuera de la carrera por el título de Liga. El centrocampista balcánico anotó el 1-0, que les permite a los culés echar el lazo al campeonato nacional.

Rakitic tiñe de azulgrana el Clásico y deja al Madrid sin Liga
Iván Rakitic, futbolista. / RR SS.
Iván Rakitic, futbolista. / RR SS.

Golpe de autoridad en la Liga. El FC Barcelona volvió a llevarse un Clásico ante un Real Madrid que se fue del Santiago Bernabéu con una sensación de impotencia brutal. De la mano de Ivan Rakitic, los azulgranas volvieron a asaltar el feudo merengue por segunda vez en la semana, esta vez, para dejar al equipo madrileño a fuera de la carrera por el título de Liga. El centrocampista croata anotó el 1-0, que les permite a los culés echar el lazo al campeonato nacional.

El Barça mostró mucha superioridad en el primer tiempo, frente a un Real Madrid desaparecido, muy distinto a la versión que mostraron los de Solari en Copa del Rey. Con un Vinícius que apenas entró en juego y un Bale completamente ausente, el conjunto merengue no fue capaz de dominar el partido como lo hizo en el Clásico copero del miércoles.

Los catalanes, en cambio, fueron mejores y encontraron el premio del gol de la mano de Rakitic. Tras un error de Sergio Ramos, el croata aprovechó un pase en profundidad de Sergi Roberto, dejó atrás al central español y la picó con clase ante la salida de Courtois.

Pese a que el Barcelona ejerció el dominio absoluto del compromiso, la primera mitad acabó con mucha tensión tras un fuerte encontronazo entre Ramos y Messi. El delantero argentino fue víctima de una clara agresión del capitán del Real Madrid que ni Undiano Mallenco ni el VAR valoraron como una expulsión. Para hacerse ver.

En el complemento, aunque ya con los ánimos un poco más calmados, la tónica del partido fue la misma. El Barcelona, por un lado, tuvo ocasiones para sentenciar el partido. Dembélé y Suárez, en ese orden, perdonaron oportunidades claras para rematar al un Real Madrid que como podía llegaba al área azulgrana. De hecho, estuvo más cerca el segundo tanto de los de Valverde que el empate de los merengues.

De esta manera, el Barcelona conquistó su segundo Clásico en el Bernabéu en tres días. Primero, para echar a los de Solari de la Copa del Rey y ahora, para sentenciar sus opciones de conseguir el título liguero. El Barcelona, con 60 unidades se afianza en lo alto de la tabla, a 10 puntos del Atlético y a 12 del eterno rival. @mundiario