Buscar

MUNDIARIO

¿Quién le paga al Valencia lo que está viviendo por los casos de coronavirus?

El 35% de la plantilla estaría afectada por la enfermedad, luego de su desplazamiento a tierras italianas para jugar el partido de Champions League ante el Atalanta de Bérgamo en Milán.
¿Quién le paga al Valencia lo que está viviendo por los casos de coronavirus?
El defensor Ezequiel Garay, uno de los afectados por el coronavirus. / RR SS
El defensor Ezequiel Garay, uno de los afectados por el coronavirus. / RR SS

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

El Valencia es uno de los clubes de fútbol más afectados en Europa y en el mundo por el coronavirus. A través de sus cuentas en redes sociales, el club anunció que el 35% de su personal entre dirigentes, trabajadores, cuerpo técnico y futbolistas están afectados por la enfermedad.

El comunicado detalla que "todos son casos asintomáticos y se encuentran en sus domicilios con seguimiento médico y con medidas de aislamiento, realizando con normalidad su plan de trabajo programado"

Desde la directiva todo esto se pudo evitar, porque como explica el mismo documento digital, muy a pesar " de las estrictas medidas adoptadas" para el viaje a Milán para disputar el partido de Champions League contra el Atalanta quedaron en la nada porque ahora los resultados están a la vista, un día después que se publicara esta información ya se había oficializado que Ezequiel Garay, Eliaquim Mangala y  José Luis Gayà dieron positivo en Covid-19.

La UEFA tiene mucha responsabilidad en todo este asunto, porque teniendo pleno conocimiento que la lombardía italiana ya estaba muy afectada en el momento que se efectuó el encuentro el 19 de febrero, le dieron el visto bueno para que se jugara y ahora las consecuencias son palpables. Desde la FIFA se deberían tomar medidas contra la institución continental, y que de paso esto sirva de antecedente, para que nunca más ocurra algo similar.

Hay que mirarse en el espejo de quizás la liga profesional más completa y ejemplar de todas: la NBA. Un solo caso de coronavirus dio pie a la suspensión inmediata de la temporada, sin paños tibios, anteponiendo la salud de los atletas al espectáculo y el dinero. Seguramente el personal del Valencia saldrá adelante y volverán más sanos que nunca, pero el daño está hecho y alguien tiene que pagarlo. @mundiario